Público
Público

Muchos factores de estilo de vida aumentan el riesgo de diabetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un nuevo estudio demuestraque el peso, la dieta, el ejercicio, el tabaquismo y el consumode alcohol influyen independientemente en el riesgo individualde desarrollar diabetes.

Los autores observaron que aún cuando los participantes desu estudio tenían antecedentes familiares de diabetes osobrepeso, eran menos propensos a desarrollar la enfermedad simostraban otros buenos hábitos de vida. Y que mejorar cadafactor del estilo de vida reducía todavía más su riesgo.

El equipo de Jared Reis, del Instituto Nacional de Corazón,los Pulmones y la Sangre en Bethesda, Maryland, analizó lasrespuestas de unos 200.000 estadounidenses a encuestas sobre elestilo de vida, la dieta y el estado de salud en 1995 y 1996,cuando la mayoría tenía entre 50 y 60 años. Ninguno teníadiabetes al inicio del estudio.

Una década después, los investigadores les enviaron otraencuesta para saber si se les había diagnosticado diabetes. Unode cada 10 hombres y una de cada 13 mujeres tenía laenfermedad.

Al revisar las encuestas originales, el equipo dividió lasrespuestas en cinco categorías: IMC, dieta, actividad física,tabaquismo y consumo de alcohol.

Observó que cada conducta saludable indicada en el sondeo,como hacer ejercicio durante por lo menos 20 minutos diariostres veces por semana, no fumar o haber dejado de hacerlo porlo menos 10 años atrás, reducía el riesgo individual futuro dedesarrollar diabetes independientemente del resto de esosfactores.

Las mujeres con peso normal que comían saludablemente,hacían ejercicio, bebían alcohol con moderación y no fumabaneran un 84 por ciento menos propensas a desarrollar diabetesque las que tenían sobrepeso y no reunían el resto de loscriterios de un estilo de vida saludable. En tanto, en loshombres, esa reducción fue del 72 por ciento.

A los obesos les iba bastante bien si eran saludables enotros aspectos, aunque los autores observaron que el pesoterminó siendo el factor predictivo más importante de ladiabetes.

"Mientras que todos estos factores son importantes (...) elmensaje principal es que no hay que tener sobrepeso. Acá no hayque confundir las cosas", dijo el doctor Lawrence Phillips,endocrinólogo de la Emory University en Atlanta, que noparticipó del estudio.

Lawrence destacó también que el nivel de corte utilizadopara definir el peso normal y saludable fue un IMC de 25, loque equivale a una persona de 1,50 metros y 68 kilos.

Pero eso, agregó, es aplicable a las personas blancas, yaque estudios previos habían sugerido que las personas de origenasiático o de otras etnias tendrían más riesgo de desarrollardiabetes con valores más bajos de IMC y que el nivel de cortepara definir el sobrepeso sería distinto.

Una limitación del estudio, que publica Annals of InternalMedicine, es que los participantes podrían haber modificado elestilo de vida durante la década de seguimiento después de laprimera encuesta y que esos cambios no estarían reflejados enlos resultados.

El estudio tampoco puede probar definitivamente que dejarde fumar o reducir el consumo de grasas saturadas disminuya elriesgo individual de desarrollar diabetes.

Es posible, por ejemplo, que las personas que hacen menosejercicio sean menos saludables también por otros motivos quelas encuestas no identificaron.

Pero el doctor David Jenkins, de la University of Toronto yque no participó del estudio, opinó que los resultados señalan"un camino hacia adelante" para las personas que quieranreducir el riesgo de desarrollar diabetes. "Les dice qué es loque tienen que hacer", dijo a Reuters Health.

FUENTE: Annals of Internal Medicine, 5 de septiembre del2011