Público
Público

FACUA pide a Industria y a CNE una investigación de las facturas mensuales eléctricas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La organización de consumidores FACUA ha pedido hoy a la Secretaría General de Energía, que depende del Ministerio de Industria, y a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) una investigación por cobros irregulares "graves" desde el inicio de la facturación mensual por las compañías eléctricas.

El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, ha denunciado hoy en una rueda de prensa en Sevilla estas irregularidades y ha dicho que, aunque no puede dar una cifra exacta, "pueden suponer millones de euros, que deben ser devueltos a los consumidores".

El problema ha surgido cuando el pasado diciembre, según el portavoz de FACUA, una parte de las facturas emitidas no reflejaban consumos reales, sino estimados, ya que las compañías eléctricas han mantenido la lectura bimestral de los contadores para no aumentar sus costes, pese a que la nueva regulación emita los recibos mensualmente.

Además, FACUA ha denunciado que las eléctricas han facturado al precio vigente, hasta un 5,6 por ciento más caro desde enero, con las facturas correspondientes a la electricidad consumida a finales del año pasado.

Desde entonces, FACUA ha recibido numerosas consultas, según ha informado Rubén Sánchez, de usuarios que recibieron unas "facturas extrañas" con lecturas estimadas y que reflejaban un consumo muy reducido, entre un 30 y un 50 por debajo de la electricidad consumida en el mismo mes del año anterior, cuestión trasladada a la CNE.

Han afirmado que no entienden esta estimación a la baja cuando "lo normal es que las compañías intenten aproximarse lo máximo posible al consumo real de los usuarios para no ingresar de menos un mes y tener que esperar al mes siguiente para recibir el dinero".

Ahora, esos mismos usuarios han recibido facturas "excesivamente altas" en las que, tras haberles realizado la lecturas de sus contadores, las eléctricas les cobran toda la energía que no les imputaron en el recibo anterior con las tarifas de la energía de 2009, en lugar de las vigentes a finales de año.

En cuanto a las subidas de las tarifas, el mayor incremento en el precio del kilovatio lo han sufrido los usuarios con la tarifa 3.0.1, un 5,6 por ciento que se traduce en 0,6062 céntimos por kilovatio, ha precisado el portavoz de FACUA.

Para los clientes con la tarifa 2.0.3, el coste de la energía ha aumentado un 5,2 por ciento, 0,5592 céntimos de subida, en la tarifa 2.0.2 ha sido del 4,2 por ciento, 0,4486 céntimos, y en la 2.0.1, del 2,6 por ciento, 0,2868 céntimos por kilovatio.

De esta manera, FACUA ha calculado que cada 100 kilovatios consumidos a finales de 2008 pero facturados al precio vigente desde enero de 2009 han supuesto para los consumidores una media de 74 céntimos de más en el cobro (incluido el 21,93 por ciento que representan los impuestos sobre la electricidad y el valor añadido) para los que tienen la tarifa 3.0.1.

Para los clientes con la tarifa 2.0.3 la cifra asciende hasta los 68 céntimos, para los que tienen la 2.0.2 55 céntimos y para los que cuentan con la 2.0.1 35 céntimos, siempre por cada 100 kilovatios cobrados al precio de enero en lugar de al vigente a finales del año pasado.