Público
Público

Fagor solicita el preconcurso de acreedores

El fabricante de electrodomésticos tiene una deuda de 830 millones de euros. En 2012 registró unas pérdidas de 89 millones de euros, como consecuencia de la caída del consumo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni las marcas más míticas y conocidas se libran de los estragos de la crisis. Hace unos días fue Panrico, y ahora le toca el turno a Fagor Electrodomésticos: la cooperativa vasca ha decidido finalmente que presentarel preconcurso de acreedores en el Juzgado de lo Mercantil de San Sebastián.

El grupo, con una deuda de aproximadamente 830 millones, adopta esta medidad tras trasladarlo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).  'Desde este momento, la compañía dispone de un plazo de hasta cuatro meses para ampliar las vías de negociación necesarias para alcanzar un acuerdo con sus acreedores, iniciadas semanas atrás con la Corporación Mondragón, el Gobierno Vasco, la banca acreedora y el resto de acreedores para afrontar los pagos inmediatos que permitirían normalizar la actividad de Fagor', precisa.

La empresa vasca explica que ha iniciado el proceso de refinanciación de su deuda y ha comunicado al Juzgado de lo Mercantil de San Sebastián el comienzo de las negociaciones para alcanzar un convenio anticipado de reestructuración de deuda, al amparo de lo previsto en el artículo 5.3 de la Ley Concursal. 

La dirección de Fagor estaba trabajando en diversas vías para tratar de buscar una solución a la coyuntura del grupo, que requería de un esfuerzo de financiación para garantizar su viabilidad y liquidez. La propia Corporación Mondragón se ha implicado en la búsqueda de soluciones para esta cooperativa.

El grupo Fagor Electrodomésticos presentó en 2012 unas pérdidas de 89 millones de euros como consecuencia de la caída del consumo, de la inversión destinada a la expansión internacional y del proceso de adaptación a la nueva realidad de los mercados. Además, obtuvo una facturación de 1.167 millones de euros, lo que supone un 9% menos que el año anterior.

En el primer semestre del año, el grupo Fagor Electrodomésticos cerró con una cifra de negocio de 491 millones de euros (609 millones de euros en el primer semestre del 2012), suponiendo una disminución del 19% respecto al mismo periodo del año anterior. El resultado de enero a junio fue negativo en 66,8 millones de euros, frente a las pérdidas de 22,5 millones en el mismo periodo del ejercicio precedente.

El Gobierno vasco dice que 'va a hacer todo lo posible para garantizar la viabilidad de la empresa'

El grupo, constituido en 1956, cuenta con 13 plantas, —cinco de ellas en Euskadi— distribuidos en cinco países, con una plantilla media de 5.642 empleados, frente a los 6.998 del año anterior, reducción derivada de las medidas de adaptación de la plantilla a la actual situación. Fagor Electrodomésticos, que tiene alrededor de 2.000 socios cooperativistas, es el quinto fabricante europeo de electrodomésticos con una cuota de mercado en España del 16,3%. En la actualidad, su presencia comercial se extiende a 130 países de todo el mundo en los que opera a través de diez marcas comerciales. 

El pasado mes de mayo, ante la situación de Fagor Electrodomésticos, la Corporación Mondragón aprobó por unanimidad la creación un fondo de reestructuración y empleo societario de apoyo a la cooperativa de 70 millones de euros, así como una rebaja salarial del 6,48% para la misma.

Previamente, los socios de Fagor Electrodomésticos habían votado, en sendas asambleas generales esa rebaja salarial del 6,48%. Además, en julio, el Consejo Rector de Fagor Electrodomésticos acordó suprimir la paga extraordinaria de verano, que los trabajadores de la cooperativa vasca debían percibir ese mes.

Tras conocer la noticia, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, afirmó que la decisión de Fagor Electrodomésticos de declararse en concurso de acreedores es 'la peor noticia económica' del año para Euskadi.

Erkorerka se mostró partidario de una 'reestructuración ordenada' de la compañía para salvar las áreas de negocio más competitivas. Aseguró que el Ejecutivo vasco hará 'todo lo posible para garantizar la viabilidad de la empresa y minimizar el impacto económico' de esta situación.

Erkoreka dijo que se trata de 'una mala noticia, probablemente, la peor' en materia económica este año en la Comunidad Autónoma vasca. De esta forma, lamentó la situación que se ha creado y ha anunciado 'que va a seguir haciendo todo lo posible para garantizar la viabilidad de la empresa y minimizar su impacto económico en la economía general y en los intereses de cada uno de socios cooperativos'.

También afirmó que el Ejecutivo lleva tiempo tratando de contribuir a garantizar la viabilidad de la empresa, pero ha lamentado que las circuntancias económicas y la evolución de las ventas han hecho 'imposible' llevar adelante las alternativas que se plantearon.