Público
Público

Falcao mantiene su idilio con la Liga Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delantero colombiano Radamel Falcao volvió a demostrar que vive un auténtico idilio con la Liga Europa, la competición que le encumbró a la gloria el pasado curso con el Oporto, y la misma que este año le ha permitido estrenarse como goleador con su nuevo club, el Atlético de Madrid.

Un gol que permite al "Tigre", que detenta el récord de goles en una temporada en la segunda competición continental, con diecisiete, mantener su espectacular promedio en la Liga Europa, donde Falcao ha firmado, con el que anotó hoy ante el Celtic, un total de dieciocho tantos en los últimos quince partidos.

Estadística que el internacional colombiano no estaba dispuesto a romper ante el histórico Celtic de Glasgow, primera víctima de Falcao esta campaña, con un gol que sirvió para abrir el triunfo (2-0) de los madrileños, que confirmaron los pronósticos que les sitúan como uno de los máximos favoritos para alzarse con el título.

Lo mismo que el París Saint Germain, que se encomendó al inmenso talento del centrocampista Javier Pastore, por quien este verano pagó más de 40 millones de euros al Palermo italiano, para doblegar por un contundente 3-1 al Salzburgo austríaco.

Un cartel de favorito, que tras llegar el pasado año a la final, no está dispuesto a ceder el Sporting de Braga, que arrancó la competición con una clara victoria (1-3) en el campo del Birmingham, tras una magnífica actuación de Helder Barbosa, autor de dos tantos, y del veteranísimo Nuno Gomes.

Terna de aspirantes a la que hoy presentaron con fuerza su candidatura el AZ Aljmaar, que se impuso por 4-1 al Malmoe sueco, el Anderlecht belga, que goleó 4-1 al AEK de Atenas, con tres tantos del argentino Matías Suárez, y el Besiktas turco, que, ausente Guti -lesionado-, se encomendó a la tripleta que conforman los lusos Simao, Quaresma y Hugo Almeida, autor de dos goles.

Lista a la que también aspira a sumarse el Athletic de Bilbao, que se aferró al descaro del jovencísimo Iker Muniain, autor del segundo gol rojiblanco y asistente en el tanto con el que Susaeta abrió el marcador para los de Marcelo Bielsa, para imponerse por 1-2 al Slovan de Bratislava, el equipo que eliminó en la fase previa al Roma de Luis Enrique.

Tampoco le fue mejor al otro conjunto romano, el Lazio, que no pudo pasar del empate (2-2) en el Olímpico ante el modesto conjunto rumano del Vaslui, al igual que el Schalke de Raúl, que tuvo que conformarse con la igualada (0-0) en su visita al campo del Steaua de Bucarest.

Una ciudad, sede este año de la final de la Liga Europa, que queda un poco más lejos para el Tottenham, que saldó con un empate sin goles su desplazamiento a Salónica, donde jugó como titular en las filas inglesas el español Iago Falqué.

En una jornada, en la que la anécdota de la jornada se produjo en Graz, donde el conjunto local, el Sturm y el Lokomotiv de Moscú, tuvieron que esperar más de cuarenta minutos para arrancar su encuentro, que finalizó con triunfo ruso por 1-2, a causa de un fallo en el tendido eléctrico del estadio.