Publicado: 25.11.2013 12:38 |Actualizado: 25.11.2013 12:38

Falciani se niega a dar los nombres de 659 defraudadores españoles "por respeto a la investigación"

El extrabajador del HSBC que sustrajo datos de 130.000 cuentas cifradas de presuntos defraudadores de toda Europa asegura que su vida sigue amenazada, pero insiste en que es posible acabar con el fraude fiscal.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El informático Hervé Falciani, extrabajador del HSBC que en 2006 sustrajo pruebas de fraude bancario de la entidad se ha negado a revelar los nombres de los 659 defraudadores españoles "por respeto a la investigación".

En una entrevista con el programa informativo Salvados, dirigido y presentado por Jordi Évole y emitido por La Sexta, el extrabajador del HSBC anteriormente dedicado a la estrategia de informática del banco suizo asegura no ser un ladrón, sino "un ciudadano que reunió unos documentos que según la ley estaba prohibido reunir. Para aquellos que no querían que se reunieran esas pruebas fue un robo, pero jamás aceptaré que se diga que soy un ladrón", ha afirmado el informático, hoy también vinculado al Partido X.

Falciani: "Jamás aceptaré que se diga que soy un ladrón"

Falciani ha justificado haber sustraído esta información "porque la Banca no solo debe guardar dinero, también debe vigilar su procedencia", cargando contra el control al sistema bancario. "Se intenta hacer creer que existe un control bancario eficaz, pero yo digo que es falso""Ellos van por delante porque les dejamos hacer, porque la desregularización financiera les ha permitido actuar así. Se dice que son gente muy seria, que no es necesario que controlemos lo que hacen. Yo digo que es falso y os entrego las pruebas. Juntos tenemos que establecer un control más eficaz. Existen medios y son sencillos", ha afirmado Falciani, que también asegura que es posible al fraude fiscal. Sí, sí, sin duda. No son todopoderosos porque yo estoy aquí hoy. Les digo: no sois todopodersosos, y creo tanto en esto que he puesto mi vida en peligro

En la conversación mantenida con Évole en Francia asegura que su vida sigue amenazada: "¿Quién amenaza? En primer lugar los accionistas y los gestores. Si te digo que te arriesgas a perder millones de euros, ¿te vas a quedar sin hacer nada? Esto no es juego", defiende Falciani. En esta línea se ha mantenido el informático al hablar sobre el cambio de imagen adoptado para comparecer ante la Audiencia Nacional el 15 de abril de este año: "Si me hubiesen reconocido hubiese puesto en riesgo mi vida, y la vida de las personas que me protegían.

"La familia Botín es útil para conseguir un mejor control de la economía"sostiene el informático

Sin embargo, insiste en que nunca ha puesto en peligro "los nombres de los clientes ni el nombre de los empleados" añadiendo que colabora con "las entidades administrativas", en relación a la conocida como lista Falciani, que ha permitido a la Hacienda española recuperar 260 millones de euros defraudados -Falciani asegura que esperaba recuperar 200.000- y en la que figuran 659 españoles que habrían evadido impuestos a través del banco suizo que empleaba al informático.

El diario El País publicó en abril de este año un adelanto de esta lista, en la que figuran los nombres de Emilio Botín, presidente del Banco Santander y otros miembros de su familia, aunque Falciani no ha confirmado si Botín defraudó impuestos a través del HSBC. También ha rechazado proporcionar más nombres de defraudadores españoles, "por respetar la investigación". "No es por secreto bancario", asegura."Estoy en la acción, no me interesa decir qué está bien y qué está mal, sino que es útil. La familia Botín es útil para conseguir un mejor control de la economía. Tienen que ayudarnos a mejorar el sistema y así impedir que otros cometan errores", defiende el informático, que dice haber trasladado estas informaciones a España "porque hay una fiscalía anticorrupción única en Europa".

En la entrevista de cerca de 10 minutos de duración con el periodista catalán, Falciani insiste en la necesidad de mejorar el control sobre las entidades y sobre el dinero. " Un crimen sin dinero será un crimen que no tendrá poder para continuar. Si controlamos el dinero de un crimen controlamos el 95% del crimen". La moneda no representa nada si no la podemos controlar. La banca ya no representa nada, ya no es la banca si no la controla, si no impide que los narcotraficantes, bueno, el dinero de los narcos, siga pudriendo nuestra sociedad. Pero sin dinero no hay crimen", insiste el informático.

En relación a las acusaciones de su expareja, Georgina Mikhael, con la que viajó a Beirut después de lograr estos datos, de que Falciani habría viajado al Líbano para vender estas informaciones, el informático no desmiente de manera explícita las palabras de Mikhael, pero asegura que para vender esos datos no era necesario acudir a Beirut, ya que "es muy fácil vender información si uno quiere. No hay que complicarse la vida para ello. En Francia tuvimos una lucha con el Gobierno de la época, porque incluso miembros del Gobierno eran parte de los documentos", relata el informático.

Suiza reclama la extradición de Falciani, detenido el 1 de julio de 2012 en Barcelona por descubrir los nombres de cientos de evasores fiscales y posteriormente puesto en libertad por la Audiencia Nacional . El informático obtuvo datos de 130.000 cuentas cifradas de presuntos defraudadores de toda Europa mientras trabajaba en la oficina de Ginebra de Private Banking del banco suizo, uno de los más grandes del mundo.