Publicado: 22.04.2014 07:00 |Actualizado: 22.04.2014 07:00

Falciani: "El Partido Popular Europeo tiene miedo a que algo cambie en el sistema bancario"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con todas las formaciones calentando motores para las elecciones europeas que se celebrarán en poco más de un mes, el Partido X lanza este martes su campaña Falciani Vs Juncker, que contrapone la figura del candidato de la formación a la del político escogido por el Partido Popular Europeo a instancias de Angela Merkel; un cara conocida en Bruselas, y un claro exponente de las políticas a las que el también llamado Partido del Futuro atribuye la responsabilidad de la actual situación social, económica y política.

"Juncker es sólo una bandera, la representación de un peligro, del mecanismo de no compartir la información", asegura a Público Hervé Falciani. "Su designación por el Partido Popular Europeo es una señal muy fuerte de que tienen miedo a que algo cambie en el sistema bancario y la única opción es oponerse", denuncia, antes de volver a cargar contra el candidato conservador, que "representa a una ideología que no quiere que se controle la financia opaca para asegurarse su supervivencia".

"Juncker representa a una ideología que no quiere que se controle las finanzas opacas para asegurarse su supervivencia", asegura Falciani

A un lado del ring, el informático que destapó la lista con los nombres de cerca de 130.000 evasores fiscales con cuentas en Suiza, motivo por el que Falciani está amenazado y obligado a llevar escolta permanentemente; el hombre que ha desarrollado un software para rastrear el dinero enviado a paraísos fiscales, y ha convertido la lucha contra el fraude y la transparencia en las bases de su programa.

Al otro, Jean Claude Juncker, primer ministro de Luxemburgo -considerado un paraíso fiscal- durante 18 años, hasta que se vio obligado a dimitir cuando sus socios de gobierno le responsabilizaron de varios excesos por parte de los servicios secretos -escuchas ilegales y malversación de fondos, entre ellos-. El mismo que gestionó los rescates a Grecia, Irlanda y Portugal desde su sillón de presidente del Eurogrupo; el candidato de Merkel para representar al PPE, y por tanto para hacerse con el control del Parlamento Europeo, según  las últimas encuestas.

"La figura de Juncker parece una broma", asegura Simona Levi, portavoz del Partido X. "Es el candidato de Merkel, apoyado por Rajoy. Es lo contrario a lo que estamos demandando: transparencia. Se nos dice que la banca no puede caer, pero si tenemos que pagar los platos rotos tenemos que saber qué estamos pagando. La sociedad civil está para proteger la banca, somos la carne de cañón de la banca, y eso es lo que hay que cambiar", defiende Levi.

Desde este martes 22 hasta el próximo 29 de abril, el Partido X explicará a través de varios medios de comunicación nacionales e internacionales, del británico The Guardian hasta el argentino La Nación, pasando por la RAI italiana o el estadounidense The Wall Street Journal, las "enormes diferencias" entre el candidato de la reciente formación y el del PPE, Jean Claude Juncker.

Simona Levi: "Si tenemos que pagar los platos rotos tenemos que saber qué estamos pagando" La campaña, que también contará con un hastag en Twitter (#FalcianiVsJuncker) y algunos podcast explicativos en la web del partido, concluirá con un encuentro entre Hervé Falciani y los lectores de este medio, que podrán plantear preguntas "desde el conocimiento de los hechos", como aclara Simona Levi: "No se trata de ser trending topic, sino crear el hastag para explicar esta contraposición, para que al llegar el 29 más que hacer preguntas 'porque sí' a Falciani, la gente haya recibido información durante una semana, tenga sus dudas. Primero queremos informar", asegura.

Para Levi, la decisión de presentar a Falciani equivale a hacer un "hackeo al Parlamento Europeo", ya que si el informático logra un sillón en Bruselas tendría, a su modo de ver, una gran oportunidad para aumentar el control y la transparencia en las decisiones y recopilar información trascendental para el ciudadano que normalmente no se da a conocer, pero que sí está al alcance de los eurodiputados.

Falciani: "El único modo de ganarse la confianza de la gente es con una transparencia total sobre nuestras intenciones""El único modo de ganarse la confianza de la gente es con una transparencia total sobre nuestras intenciones", asegura el candidato del Partido X. "Y la mejor razón de por qué vale la pena que yo o nosotros estemos en el Parlamento es para hacer entender las cosas.

Asegura que en ocasiones "las cosas van mal porque la gente no sabe qué está pasando y porque a los políticos les interesa que no se sepa", por lo que la labor de quienes consiguen acceder a estas instituciones se torna vital. "[Los ciudadanos] necesitan fuentes o personas que estén dentro y que tengan la capacidad de acceder a documentos, por ejemplo, sobre los lobbies".

Levi se suma a este argumento: "Con Falciani en el Parlamento tendríamos la oportunidad de saber y entender las razones que pueden tener muchos eurodiputados para apoyar determinadas políticas", asegura.

"Sabemos de muchas personas sentadas en el Parlamento cuyos intereses no son en realidad los que venden. Hay informaciones que pueden rebatir decisiones: ya que aportamos la tecnología que lo permite queremos acelerar la intervención institucional en este tema, para que la opinión pública sepa dónde acaba nuestro dinero.

Una de las iniciativas destinadas a luchar contra el fraude y aumentar la transparencia es el radar financiero elaborado por Falciani, en colaboración con expertos y representantes judiciales de varios países.

Un mecanismo que incluye un software informático desarrollado por su equipo, que según el candidato a las europeas podría aplicarse a los casi 6.000 bancos de la eurozona en apenas tres años, con una inversión de 20 millones de euros, y que permitiría frenar la evasión de impuestos que golpea duramente a las economías europeas.

Una decena de entidades de banca ética ya se ha comprometido con el radar financiero

Sin embargo, hasta la fecha ningún partido político se ha interesado por ese sistema, ni ha aportado expertos en materia financiera para avanzar en esta dirección. Como lamenta Falciani, el problema vuelve a ser la falta de voluntad política pero también el desinterés de los bancos convencionales por usar este mecanismo, con el que sólo se han comprometido una decena de entidades de la llamada banca ética.

"Hay que decir a gobiernos y bancos que basta de opacidad financiera, pero sólo ha contestado la banca ética", asegura Levi. Preguntada por el motivo, supone que se debe "a que este tipo de banca sí es ética, pero tenemos que obligar a la que no es ética que lo sea. Si esta banca trabaja mejor, la banca no ética, convencional, se verá obligada a hacerlo, y con ella los gobiernos", asegura.

Precisamente, este miércoles Falciani tendrá una conversación con representantes de banca ética a nivel europeo para avanzar sobre este tema, pero no habrá presentes dirigentes de las entidades que operan en España. "No queremos decir que no se ha querido, quizás la propuesta ha sido demasiado precipitada", justifica Levi,

"Estamos discutiendo con los presidentes de la banca ética italiana y de La Neuf en Francia la creación de un sistema de control para localizar los focos de blanqueo de capitales", afirma Falciani. "La banca ética española va a participar y también la belga. Se trata de repetir los mecanismos que emplean los chorizos: ir y actuar donde ellos lo hacen para comprender mejor el sistema y ponerlo en evidencia", defiende.

"Se trata de repetir los mecanismos que emplean los chorizos: ir y actuar donde ellos lo hacen para comprender mejor el sistema y ponerlo en evidencia"El encuentro con las grandes entidades, que tendrá carácter de debate y no parece conducir a una aplicación a corto o medio plazo de estos mecanismos, en palabras de Levi, tendrá lugar en verano, cuando Falciani se reunirá con banqueros de alto nivel de las entidades más importantes en Europa. "Estarán el HSBC o el Deutsche Bank, por ejemplo. La reunión debía haberse celebrado este mes pero se ha pospuesto a finales del verano, quién sabe por qué", ironiza el informático.

"Esa reunión será una ocasión muy importante para captar la atención de los ciudadanos. Si en lugar de uno somos 100 millones mirando, las cosas cobran otro sentido y otra importancia. Todo el mundo tiene derecho a saber lo que tienen que decir [los representantes de la banca]", defiende.

Fiel a su modus operandi , Falciani contesta con evasivas a las preguntas sobre quién está en su lista de evasores, poniendo el foco de atención en conocer los procedimientos para ocultar el dinero. Asegura que rechaza poner cara a los defraudadores para no concentrar la atención en individuos concretos y perder la visión global, la perspectiva.

Cuestionado por si los datos que obtuvo del HSBC podrían poner de relieve la connivencia de Juncker con estos sistemas opacos, el candidato del Partido X aclara esta idea: "No es mi responsabilidad ocuparme de ello, sino de lo que no se debe hacer. Lo importante no es la gente que hay en las listas. Si nos ocupamos más de gente como Juncker u otros, se corre el peligro de olvidarse de lo que es importante para las personas. Y todo depende de una decisión política".

"O se decide que no pagan tasas o se establece un tipo único y pagan las mismas todas las empresas", razona Falciani

Decisiones políticas que impulsen medidas como una de las apuestas clave del llamado Partido del Futuro: un sistema para evitar el llamado fraude carrusel. Uno de los tipos más comunes de fraude, basado en que las empresas utilicen una o varias sociedades pantalla y aprovechen las diferencias entre los distintos tipos de IVA en la eurozona para elegir dónde pagar impuestos, beneficiarse de deducciones, logrando incluso obtener beneficios.

"Hemos creado un radar IVA, como el radar fiscal, que ya funciona y que queremos que salga adelante. Se pueden recuperar miles de millones si se pusiera en marcha, pero nuevamente depende de una decisión política, insiste Falciani. "En Europa existe lo que se denomina como carrusel IVA. No es normal que parte del IVA se vaya a países como Irlanda o UK, y en la mayoría de los casos no es ilegal, la legislación lo permite, otra cosa es que sea normal. O se decide que no pagan tasas o pagan todas las empresas las mismas, estableciendo un tipo único, lo que no puede ser es que parte de los impuestos que por ejemplo debería ingresar España, acaben en Irlanda", razona.

Se trata de "forzar a los bancos y a las grandes empresas a desvelar sus esquemas de optimización fiscal", los mecanismos que les permiten ahorrar millones en impuestos, con el consiguiente perjuicio para la competencia."Tenemos la oportunidad de luchar contra los monopolios. Las empresas pequeñas no tienen acceso a los mismos mercados que las grandes porque no participan en el mismo ámbito económico. El único modo de ir hacia una economía democrática es restablecer un modo de comunicación y transparencia que ponga de manifiesto las ventajas de unos sobre otros", defiende.

"Cada vez hay más gente interesada por nuestro trabajo. Es normal, porque cuando se habla de un objetivo concreto se tiende a encontrar a mucha gente por el camino. No será difícil porque tenemos objetivos [en su programa electoral] que son muy sencillos", afirma Falciani.

Tanto Falciani como Raúl Burillo, inspector de Hacienda, han recibido propuestas de los  grandes partidosPreguntada por la posibilidad de formar una coalición política con otros partidos para aunar fuerzas ante las formaciones tradicionales, Levi se muestra prudente: "Estamos en conversaciones, pero todo el mundo tira por su lado, todo el mundo quiere a Hervé [Falciani]. Estamos trabajando porque estas europeas llegarán formaciones muy diferentes, y sería interesante crear un frente de gente que plantea la política de forma diferente, de gente que lleve un canal abierto con los ciudadanos".

La portavoz de la formación asegura que además de tener muchas propuestas para "abrir el Partido X fuera de España", un número importante de personas y movimientos sociales se han interesado por la formación, pero avanza que no habrá novedades en este sentido antes de las europeas. "Por rigor, abriremos esta veda después de las elecciones, ahora no damos abasto. Tanto Falciani como Burillo [Raúl, inspector de Hacienda especializado en la investigación del gran fraude y miembro de la formación] han recibido propuestas de los partidos grandes. Son figuras que limpian las fachadas de los partidos grandes, pero los dos han dicho que no", sostiene Levi.

"Creo que el PPE espera que los ciudadanos no se interesen por las elecciones europeas. Históricamente son elecciones en las que muy poca gente va a votar, de ahí que puedan poner a Juncker a dirigir la Comisión Europea y que no pase nada. Los candidatos que mandan los partidos al Parlamento Europeo suelen tener mucha experiencia política pero el problema es que la gente no ha entendido bien que todas las leyes que les afectan en su día a día vienen directamente de Europa", concluye Falciani.