Público
Público

Fallece Vicente Ferrer a los 89 años en la India

El cooperante padecía problemas respitratorios desde hacía tiempo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cooperante Vicente Ferrer ha fallecido este jueves a las 23.15 GMT (1.15 del viernes hora española) en la localidad india de Anantapur, tras agravarse su estado de salud por los problemas respiratorios que padecía desde hacía tiempo.

La portavoz de la fundación Vicente Ferrer, Blanca Romaña, declaró desde Anantapur que el ex jesuita, de 89 años, murió a causa de una parada cardiorespiratoria y que estuvo en todo momento acompañado por su mujer e hijos y por miembros de su fundación.

'Ha fallecido rodeado de su familia y sereno, como era su deseo', dijo la portavoz de la fundación humanitaria. 'Los cooperantes y trabajadores lo están llevando con mucha serenidad, como hubiera sido el deseo de Vicente', añadió la portavoz de la fundación humanitaria.

El ministro consejero de la embajada española en Nueva Delhi, Gonzalo Ortiz, dijo que 'la profundidad de la vida de Ferrer no desaparece con su muerte' y destacó que su figura ha sido 'un puente entre España y la India'.

'Los españoles en la India y en general nos quedamos huérfanos. Tuvo una vida plena dedicada a los demás', precisó.

Está previsto que está misma tarde se instale la capilla ardiente para que los seres cercanos al filántropo catalán puedan darle su último adiós, agregó Ortiz.

Previsiblemente, el funeral tendrá lugar el próximo lunes, explicó una fuente diplomática, que añadió que en estos momentos la embajada espera indicaciones de la familia debido a que se trata de un asunto privado.

Vicente Ferrer, que sufrió una embolia el pasado mes de marzo, se encontraba en estado crítico tras padecer dificultades respiratorias, según informó ayer su hijo, Moncho Ferrer. 'Ayer por la noche empezó con problemas respiratorios. Se encuentra en estado crítico, pero no está sufriendo. No está muy consciente', dijo el hijo del filántropo catalán.

La organización de Vicente Ferrer lleva a cabo su labor humanitaria en Andhra y presta ayuda a más de 2,5 millones de personas en ese estado del sur de la India. Ferrer llegó como misionero jesuita en 1952 a la India, de donde fue expulsado en 1968 por las suspicacias que despertó su labor entre las autoridades indias.

Pero cuando regresó un año después, la entonces primera ministra Indira Gandhi ordenó que le concedieran el visado, y continuó con su tarea filantrópica en el estado de Andhra. Abandonó la Compañía de Jesús y continuó trabajando hasta el final de sus días por la mejora de las condiciones de vida de los más pobres.

La vicepresidenta del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, entregó el pasado mes de enero la Gran Cruz del Mérito Civil a Ferrer, también laureado con el Premio Príncipe de Asturias a la concordia 1998.