Público
Público

Dos fallecidas en una avalancha en la valla de Ceuta

Cientos de personas intentaron entrar de golpe por el paso del Tarajal, lo que provocó la aglomeración que mató a las mujeres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La aglomeración de unas 200 personas en unas escaleras de gran pendiente han provocado hoy el fallecimiento de dos mujeres marroquíes, que se vieron inmersas en una avalancha junto al paso fronterizo de Ceuta con Marruecos, donde hay 12 heridos, entre ellos cuatro policías.

Así lo ha señalado en un comunicado la Delegación del Gobierno en Ceuta, que ha explicado que la aglomeración en unas escaleras situadas entre los polígonos de Alborán y la Chimenea, ambos en el Tarajal, ocurrió en torno a las 11,30 horas.

Las mujeres fallecieron por los golpes sufridos en la aglomeración, en la que resultaron heridas otras ocho porteadoras marroquíes, que fueron trasladadas al hospital civil. De ellas, siete tienen heridas leves y sólo una ha quedado ingresada en observación al presentar fracturas costales, aunque sin lesiones internas.

El servicio médico del 061 también prestó atención a una veintena de personas más, entre ellas 4 funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que fueron trasladados al hospital.

El polígono del Tarajal, donde se han producido los hechos, ha sido despejado de porteadores a través de la frontera, según el comunicado de la Delegación del Gobierno.

Hasta el lugar se han desplazado unidades de la Guardia Civil y la Policía Nacional, que han acordonado la zona, así como efectivos de la Policía Local, quienes han colaborado en la regulación del tráfico.

El delegado del Gobierno en Ceuta, José Fernández Chacón, ha previsto comparecer esta tarde para explicar de forma pormenorizada el suceso, mientras que el PP de Ceuta ha expresado en un comunicado su 'pesar' por la muerte de las dos mujeres.

La muerte de las dos mujeres es la primera que se produce en Ceuta, aunque en Melilla sucedió un hecho similar el 17 de noviembre del pasado año cuando entre 300 y 400 personas se aglomeraron ante los tornos de entrada del control policial español del puesto fronterizo, en una zona conocida como 'jaula' por estar rodeada de alambradas y barrotes. En ese momento, una mujer marroquí de unos 30 años cayó al suelo y fue aplastada por la multitud que en ese momento pretendía acceder a Melilla.

El puente del Biutz es un paso situado junto a la frontera del Tarajal que separa Ceuta de Marruecos, el cual fue habilitado hace dos años por la Delegación del Gobierno para facilitar el tránsito de mercancías entre la ciudad y el vecino país.

Los comerciantes del Polígono Industrial del Tarajal (donde se concentra el 90% de las ventas al por mayor con Marruecos) habían exigido el cierre de este paso debido a las múltiples aglomeraciones que se producían en la zona. El último incidente ocurrió la semana pasada cuando dos marroquíes resultaron heridos como consecuencia de los golpes en una aglomeración de más de 3.000 personas.

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP), a través de su secretario general, Andrés Carreras, había exigido también el cierre de este paso al señalar que los agentes se veían completamente desbordados para poder controlar el tránsito de los miles de personas que circulan por el lugar. Los cálculos policiales cifran en más de 20.000 las personas que cruzan a diario por este puente.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha solicitado a España y Marruecos que 'asuman su responsabilidades' y tomen medidas para que no ocurran más hechos como el fallecimiento de dos mujeres porteadoras en la frontera de Ceuta.

En un mitin en Melilla para solicitar el voto a la candidatura del PP en las Elecciones Europeas del 7 de junio, Rajoy dijo que ambos países 'tienen que resolver problemas que están ahí' en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla, donde se aglomeran cientos de personas que se dedican al pase de mercancías desde las ciudades españolas al país magrebí.

Rajoy ha recordado que 'este tipo de situaciones' en los puestos fronterizos se cobraron la vida de una mujer en Melilla el pasado mes de noviembre y hoy dos en Ceuta.