Público
Público

Un fallo en la climatización provoca el cierre de la ampliación del Prado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un fallo en el sistema de climatización del Museo del Prado obligó hoy al "cierre temporal" de las tres salas de exposiciones de la ampliación durante el horario de visita del público.

La avería fue detectada a las 13.30 horas y el museo decidió el cierre de las salas, que acogen una exposición sobre maestros del siglo XIX, como medida de "prudencia", según ha explicado a Efe su director, Miguel Zugaza, quien destacó que ningún cuadro ha sufrido daños a causa del incidente y que dos de las salas ya han reabierto.

El fallo, que causó una filtración de agua procedente de la condensación de humedad, fue provocado por una interrupción momentánea de la fuente de alimentación.

Esta interrupción ha generado un incremento de la humedad relativa por encima de los niveles aceptables de estas salas, según ha señalado a media tarde el Prado en un comunicado.

"Hemos decidido, por prudencia, cerrar las salas, resetear el sistema, recuperar los niveles adecuados y, afortunadamente, se ha solucionado el problema", ha afirmado Zugaza.

El público que se encontraba visitando las salas abandonó la zona de la ampliación "sin problemas" y mañana podrán regresar con su entrada para continuar la visita.

A las 18.00 horas se reabrieron dos de las tres salas afectadas, la A y la B, mientras que la tercera, la C, permanecerá cerrada hasta mañana a las 09.00 horas, ya que la mayoría de sus cuadros han sido descolgados por "razones de conservación y por tener unos niveles altos de humedad", según el director del Prado.

Desde la entrada a la sala C se podían observar esta tarde, cubiertos por un material aislante, algunos de los cuadros de la exposición "Maestros modernos. Las colecciones del siglo XIX del Museo del Prado".

En esta sala se exponen obras del último tercio del siglo XIX firmados por Fortuny, Sorolla y Beruete, entre otros artistas, así como algunas esculturas.

La ampliación del Prado, diseñada por el arquitecto navarro Rafael Moneo, fue inaugurada el pasado 30 de octubre por los Reyes, tras unas obras que duraron cinco años y costaron 152 millones de euros.

La exposición dedicada a los maestros del siglo XIX abrió al público coincidiendo con la apertura oficial de las nuevas salas, en las que el pasado 17 de septiembre se colgó el primer cuadro, "El testamento de Isabel La Católica", obra de Eduardo Rosales.

El incidente de hoy no es el primero desde la inauguración. El pasado mes de enero, el museo anunció la restitución paulatina de algunas baldosas deterioradas en el suelo de las salas de su ampliación.

El Prado señaló entonces que los desperfectos no eran alarmantes y que la aparición de coqueras (oquedades de corta extensión en la masa de una piedra) es "previsible" en la piedra caliza de la localidad madrileña de Colmenar empleada en el suelo del vestíbulo, la sala de las Musas y zonas de distribución de la ampliación del museo.