Público
Público

La falta de ejercicio no explicaría la obesidad adolescente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un nuevo estudio indica quela mayoría de los jóvenes no son tan activos como deberían,pero que esa falta de ejercicio no es la causa del aumento delas crecientes tasas de obesidad adolescente en EstadosUnidos.

Según una encuesta gubernamental entre 1991 y el 2007, enlos últimos años creció el tiempo de los adolescentes en clasesde gimnasia y disminuyó el dedicado a la televisión.

No hubo evidencia de que el nivel de ejercicio en losadolescentes variara demasiado durante el estudio, aunque enesos años se registró un aumento de la obesidad adolescente.Hoy, casi un tercio de los niños y adolescentes en EstadosUnidos son obesos.

Los resultados sugieren que la reducción de los niveles deactividad física "no son la principal explicación del recienteaumento de la obesidad adolescente en Estados Unidos",publicaron los autores en la revista Obesity Reviews.

Pero eso no significa que esté bien que los adolescentessean sedentarios. Según los autores, niños y adolescentes aúndeben desarrollar el hábito del ejercicio.

"El estudio sugiere que hay que trabajar más para ayudar alos jóvenes estadounidenses a hacer la actividad física regularadecuada y a reducir las actividades sedentarias para promoverla buena salud", declaró Youfa Wang, de la Johns HopkinsUniversity, en Baltimore.

Para el estudio, el equipo de Wang usó datos de unaencuesta anual gubernamental, que releva la salud y el estilode vida de los estudiantes secundarios en Estados Unidos.

Sólo el 35 por ciento de los adolescentes encuestados en el2007 cumplía las recomendaciones vigentes de actividad física,que son hacer cualquier ejercicio que eleve el ritmo cardíacodurante por lo menos una hora diaria, cinco días o más porsemana.

Pero no hubo pruebas de que los hábitos físicosadolescentes variaran demasiado durante el estudio.

En 1993, por ejemplo, el 66 por ciento de los adolescenteshizo suficiente ejercicio intenso: 20 minutos de carrera,bicicleta u otra actividad aeróbica buena para el corazón, porlo menos tres veces por semana. En el 2005, la cifra fue del 64por ciento.

En cuanto al ejercicio moderado, que las guías recomiendanhacer por lo menos 30 minutos por día cinco veces o más porsemana, sólo el 27 por ciento cumplía ese objetivo en 1999 (elprimer año en el que la encuesta lo preguntó). La cifra novarió en el 2005.

Por otro lado, hubo algunas tendencias alentadoras. Una fueel aumento reciente del tiempo escolar dedicado a la educaciónfísica: en el 2007, el 30 por ciento de los alumnos secundariostenía educación física todos los días, frente al 25 por cientoen 1995.

El equipo halló también una reducción del tiempo de losadolescentes frente a la televisión. En 1999, el 43 por cientode los estudiantes pasaba tres o más horas frente al televisorlos días de semana, comparado con el 35 por ciento en el 2007.

Para los autores, los resultados sugieren que los hábitosfísicos no fueron el factor principal del problema de laobesidad adolescente en el país.

"Aunque sólo un tercio de los adolescentes en EstadosUnidos alcanzaba los niveles recomendados de actividad física,no hay pruebas claras de que se hayan vuelto más sedentarios enla última década, mientras que la obesidad siguió creciendo",dijo Wang.

En cambio, señaló el autor, otros factores (dietas nosaludables) serían la causa más importante.

El equipo opina que se necesitan más estudios paracomprender mejor los factores que nutren la tendencia nacionalde la obesidad y cómo combatirlos.

FUENTE: Obesity Reviews, online 30 de octubre del 2009