Público
Público

La falta de poder ofensivo pasa factura a México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La irregularidad y la falta de gol que la selección mexicana de fútbol había mostrado en la primera ronda volvió a pasarle factura el domingo en la derrota por 3-1 ante Argentina, que dejó al "Tri" fuera del Mundial en octavos de final una vez más.

La falta de peso de sus delanteros contrastó con la potencia de Argentina, que una vez más ganó con tantos marcados por su tridente de ataque.

Carlos Tevez, en dos ocasiones, y Gonzalo Higuaín anotaron para la "albiceleste", mientras que Javier Hernández acortó distancias para México cerca del final de un partido en el que su entrenador, Javier Aguirre, utilizó cinco delanteros en 90 minutos sin que esto se hiciera notar en el marcador.

Argentina ganó su cuarto partido consecutivo, aunque su gran estrella, Lionel Messi, aun no ha conseguido marcar a pesar de la gran cantidad de opciones de gol que ha generado.

En México, Adolfo Bautista jugó de titular pero no pesó y en el segundo tiempo fue reemplazado por Guillermo Franco, a quien le había ganado el puesto en el inicio del encuentro.

"Yo creo que nosotros tratamos de ir al frente, luego tuvimos algunas llegadas, sobre todo en la segunda parte, y tuvimos el control. Pero nos faltó claridad, sobre todo delante", dijo el capitán Rafa Márquez.

"No nos alcanzó, la suerte no está de nuestro lado, ahora hay que seguir adelante. Este es otro fracaso más. Hay que seguir trabajando, confiar en los jóvenes y que algún día podamos cambiar la historia", agregó.

En el segundo tiempo México se encontró con un dominio casi total del balón, porque Argentina renunció a tenerlo y se metió muy atrás en el campo, pero no pudo marcar, pese a que insistió durante varios minutos.

"Hay cosas que hicimos mal, llegar a esta instancia con Argentina. No fuimos regulares, salvo ante Francia (el único triunfo en la Copa), y eso lo pagamos caro porque estamos hablando de la élite del fútbol", explicó el entrenador Javier Aguirre tras el partido.

"La deuda es no haber mantenido 90 minutos del mismo juego", agregó.

México se despidió del Mundial con dos derrotas en cuatro partidos y sólo cuatro goles anotados, a pesar de haber jugado todos sus partidos con tres delanteros.

La selección mexicana conjugó jugadores de mucha experiencia con otros muy jóvenes, algo muy claro en el sector de ataque, donde consagrados como Franco, Bautista y Cuauhtémoc Blanco se mezclan con jóvenes como Hernández, Vela y Giovani dos Santos.

La falta de una generación intermedia de jugadores pareció ser una de las grandes carencias de México, que una vez más se quedó sin acceder a su tan ansiado quinto partido.