Público
Público

La familia Carulla, investigada por presunto fraude fiscal

Los propietarios del grupo Agrolimen habrían operado en paraísos fiscales 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La familia Carulla, propietaria del holding Agrolimen y una de las familias empresariales más notables en Catalunya, está bajo la sombra de la sospecha por presunto fraude fiscal. El Juzgado número 4 de Barcelona investiga a los principales miembros de la familia por evadir impuestos a través de paraísos fiscales. El importe de las operaciones rondaría entre los 160 y 180 millones de euros.

El descubrimiento del presunto fraude deriva de las investigaciones de la Audiencia Nacional que condujeron al registro del bufete de abogados Petrus, especializado en la creación de sociedades en paraísos fiscales a través de las cuales sus clientes podían evadir impuestos. A partir de la documentación incautada, se han abierto diversos procesos, como el caso Pretoria.

Al parecer, el bufete participó en la operación de venta de acciones de la familia a dos sociedades ubicadas en el paraíso fiscal de Antillas Holandesas durante el ejercicio fiscal de 2006-2007. El administrador de estas sociedades, formalmente compañías aseguradoras, es supuestamente uno de los miembros de la familia, Jordi Carulla, que además tiene su domicilio en el extranjero, cuando en realidad vive en Barcelona.

Un informe de la Agencia Tributaria apunta que las dos sociedades aseguradoras estaban a su vez participadas por otras dos empresas con sede en Costa Rica y Uruguay, países donde la tributación por beneficios empresariales es mínima, informa Efe. Posteriormente, estas dos empresas adquirieron el 100% de las acciones de las compañías de las Antillas.

Fuentes de Agrolimen aseguraron ayer que no tienen aún ninguna comunicación formal de los juzgados sobre la investigación abierta, que conocieron a través de los medios de comunicación. El proceso se encuentra aún en fase inicial, según fuentes judiciales, si bien es probable que en los próximos días se pueda citar a declarar a miembros de la familia Carulla.

El caso pasó por las manos del juez Juli Solaz, que está investigando el presunto saqueo del Palau de la Música encabezado por Félix Millet. Se da la coincidencia de que Mariona Carulla, una de las cabezas más visibles del holding familiar, relevó a Millet en la presidencia del Orfeó del Palau de la Música.

El juez rechazó el caso, que derivó al Juzgado número 4 de Instrucción de Barcelona, que encabeza el juez Josep Maria Miquel Porras. La otra cabeza más visible es Artur Carulla, que preside Agrolimen y además es consejero de Repsol, de Roca Junyent Abogados y vicepresidente del Cercle d'Economia, entre otros. Mariona y Artur tienen cuatro hermanos más, y todos son accionistas del holding.