Público
Público

La familia y compañeros de Couso le rinden homenaje diez años después de su asesinato

Maribel Permuy, madre del cámara fallecido en Bagdad tras un ataque del ejercito estadounidenes, no va a dejar de "pedir explicaciones a EEUU de por qué no se ha cursado la orden de busca y captura" interpuesta por el Juez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Disparan contra cámaras para que no haya testigos'

 

Maribel Permuy, la madre del cámara José Couso, fallecido en un hotel de Bagdad tras un ataque del ejercito estadounidense hace 10 años, ha pedido este sábado justicia para su hijo y ha asegurado que no va a dejar de 'pedir explicaciones a Estados Unidos de por qué no se ha cursado la orden de busca y captura' interpuesta por el Juez Pedraz. Así lo ha manifestado en la mesa Madres contra la impunidad organizada en el Ateneo de Madrid, en la que también ha participado la presidenta de la Asociación 11-M, Pilar Manjón, la madre de Alfon -el joven detenido el pasado 14 de noviembre durante las protestas de la huelga general-, Elena Colora, y la madre de Carlos Palomino -asesinado por un militante neonazi-, Mavi Muñoz.

Permuy, durante su intervención, ha reconocido que durante estos diez años 'ha sido una lucha muy dura pero muy digna' puesto que han intentado 'ningunearlos y no lo han conseguido'. Y ha finalizado añadiendo que 'se ha visto claramente en los Papeles de Wikiliks que el caso Couso molestaba' y que no se van 'a cansar de pedir justicia'.

La Asociación Hermanos, Amigos y Compañeros (HAC) de José Couso ha hecho un llamamiento para secundar una protesta de cámaras caídas convocada este sábado frente a la Embajada de Estados Unidos en Madrid, ubicada en el número 75 de la calle Serrano, a las 19.00 horas. Esta acción se encuadra en los actos convocados con motivo del décimo aniversario de su asesinato. Maribel Permuy ha explicado que el acto se realizará para recordarle a los estadounidenses que siguen 'en lucha y que no vamos a parar'.

Un grupo de cámaras amigos de José Couso ha realizado este vídeo en el que llaman a sus compañeros gráficos a repetir los actos de protesta de hace diez años, cuando enfocaron sus cámaras al suelo en señal de condena por los disparos de un tanque del Ejército estadounidense que terminaron con la vida del cámara español.

El vídeo, de 1.20 minutos de duración, se abre con las imágenes del bombardeo al Hotel Palestina de Bagdad en el que el 8 de abril de 2003 perdió la vida el cámara español cuando cubría la guerra de Irak para Telecinco, para inmediatamente mostrar los desperfectos que los disparos del Ejército estadounidense causaron en el edificio. 'Disparan contra cámaras para que no haya testigos', reza un cartel.

La presentación del vídeo se producirá en el marco de un acto en el que intervendrán Maribel Permuy; los periodistas testigos del caso Carlos Hernández y Olga Rodríguez; el politólogo Pablo Iglesias y los hermanos del cámara fallecido. Además, participarán los cantautores Pedro Pastor Guerra e Ismael De la Torre y el grupo de batukada Samba Da Rua, que pondrán el toque musical al acto en memoria por Couso.

Y el lunes se presentará el libro El conflicto de Irak y el Derecho Internacional: El caso Couso. Será en el Consejo General de la Abogacía (Paseo de Recoletos, 13), a las 18.00 horas y estará Alberto Galinsoga, coordinador del libro y catedrático de la Universidad de Lleida. También participarán José Luís Rodríguez Villasante, general, juez togado militar y director del centro de Derecho Humanitario Internacional de la Cruz Roja de España; Pilar Trinidad; profesora de Derecho Internacional de la Universidad Rey Juan Carlos; Olga Rodríguez, periodista y escritora; Javier Couso, cámara, documentalista y hermano de José Couso; y Enrique Santiago, abogado de la familia del periodista.

El caso sigue abierto diez años después. Recientemente, y en respuesta a la solicitud de archivo provisional realizada por el Ministerio Fiscal el pasado mes de febrero, el juez Santiago Pedraz ha admitido a trámite las nuevas diligencias presentadas por la defensa.

A fecha de hoy, están procesados los tres militares que ordenaron, autorizaron y efectuaron el disparo que acabó con la vida de Couso. También están imputados dos de sus superiores como ejecutores de un plan 'para evitar que los medios de comunicación pudieran informar', según señala el auto del juez. Es la única causa en el mundo abierta contra marines estadounidenses.

Entrevista a Javier Couso: 'PSOE y PP, que son como Cánovas y Sagasta, actúan como un protectorado de EEUU'