Público
Público

Familiares de Aarras acampan frente a la Delegación del Gobierno como protesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los familiares de Alí Aarras, melillense de nacionalidad belga detenido en 2008 a petición de Marruecos por su supuesta pertenencia a redes terroristas, han acampado frente a la Delegación del Gobierno en Melilla para protestar contra su extradición, aprobada el pasado viernes en el Consejo de Ministros.

Con una gran pancarta, en la que se puede leer la frase "No a la extradición", los padres de Aarras, acompañados por miembros de la plataforma creada contra su entrega a Marruecos, han decidido protestar para que se paralice el proceso y que, en todo caso, su hijo sea juzgado en España.

Los padres, junto al portavoz de la Asociación Musulmana, Abderramán Benyahya, han aprovechado el acto por el Día Contra la Violencia de Género, al que ha asistido el delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, para acercarse a él y pedir un encuentro.

Los familiares y su portavoz han esperado a la finalización del acto, al que han acudido encadenados, para protestar, una protesta que ha ido creciendo de tono ante la negativa de Escobar.

Benyahya ha aprovechado la presencia de decenas de personas que permanecían a las puertas de la Asamblea para increpar al delegado y para criticar la actitud del Gobierno que, ha dicho, ha tachado como marroquíes a los melillenses de origen bereber.

Por su parte, el delegado del Gobierno, en declaraciones a los periodistas, ha lamentado la actitud de "ciertos personajes" de la ciudad, aunque ha mostrado su solidaridad con los familiares de Aarras.

Según el delegado del Gobierno, si algo ha quedado claro con la decisión del Consejo de Ministros es que el Ejecutivo central no va a extraditar a ningún ciudadano español, sea de la cultura que sea.

Además de a Aarras, Marruecos también reclamaba la extradición de Mohamed El Bay, de nacionalidad española, que finalmente no ha sido ratificada.