Público
Público

Familiares, amigos y vecinos despiden al piloto mallorquín asesinado en Kabul

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Amigos, vecinos y autoridades han acompañado esta tarde en el funeral en su memoria a la familia de Toni Planas, el piloto mallorquín asesinado el pasado 29 de junio en un atentado talibán contra un hotel de Kabul.

El presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, ha encabezado la representación de las instituciones en la abarrotada iglesia de Sant Marçal de Marratxí, el municipio donde se crió el piloto, fallecido a los 49 años, casado y padre de una niña de 8 años.

Junto a los cientos de parientes, amigos y vecinos que han llenado el templo se encontraban otras autoridades como la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, el delegado del Gobierno, Ramon Socias, el alcalde de Marratxí, Tomeu Oliver, y la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo.

El piloto asesinado en el ataque talibán residía con su familia en la capital balear, pero desde hacía algo más de un año pilotaba un Airbus-310 para la compañía turca Saga Airlines con el que cubría la ruta Fráncfort-Estambul-Kabul.

Cuando el comando terrorista irrumpió en el hotel y le ametralló, Planas estaba a punto de dejar la capital afgana por última vez, ya que dos días después se incorporaba a un nuevo trabajo como piloto de aviones de carga para una compañía de Dubai.

El sacerdote que ha hecho la homilía en la misa de despedida del piloto mallorquín ha recordado que Toni "iba a mejorar sus condiciones laborales" cuando encontró la muerte a manos de quienes "solo se guían por el terror".

El religioso le ha recordado como "un hombre bueno, lleno de vida, que llevaba siempre una sonrisa en la boca", y ha destacado su carácter "abierto y solidario".

"Ante una situación como la que ha sufrido Toni no hay palabras", ha recalcado el sacerdote, quien ha tenido palabras muy cariñosas para la hija de Planas, ausente de la misa pero que ha querido estar representada junto a su madre por su peluche favorito.

El cadáver del piloto ha llegado esta mañana a Palma, donde ha sido sometido a una nueva autopsia, un procedimiento habitual para garantizar todas las certificaciones que permitirán a la familia recibir una indemnización como víctimas del terrorismo gracias a una reforma legal que incluirá en esta categoría a los civiles heridos o fallecidos en atentado terrorista fuera de España.

Así lo ha explicado el amigo de Planas Bernat Castell, quien ha agradecido el trato y la información brindados desde la embajada de España en Afganistán, el Gobierno y el resto de instituciones que han colaborado en la repatriación del cuerpo y han ofrecido su ayuda y condolencias a la familia.