Público
Público

Familiares del Alakrana piden que no se contemple la vía militar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los familiares de los tripulantes del atunero vasco Alakrana, secuestrado hace 36 días en aguas del Índico por piratas somalíes, pidieron el viernes al Gobierno que descarte la posibilidad de un asalto al buque para liberar a los secuestrados, dijo la esposa de uno de ellos en una rueda de prensa en Bermeo, Vizcaya.

Las familias exigieron, además, la liberación inmediata de los dos piratas detenidos "porque de lo contrario estarán poniendo en riesgo la vida de nuestros familiares", indicó María Ángeles Jiménez.

"Estamos desesperados porque vemos que la situación que están pasando nuestros hijos, maridos y madres es crucial. Consideramos que es preciso que cumplan las peticiones porque sino la vida de 36 personas corre serio peligro", dijeron en rueda de prensa.

En la casa de Cultura de Bermeo abarrotada de medios de comunicación, y apoyados por vecinos y amigos, los familiares aseguraron que trasladaron hace días su "inquietud a las instituciones implicadas" por algunas informaciones que ya apuntaban a que la liberación de los dos piratas detenidos por España iba a ser condición ineludible para la liberación de la tripulación del Alakrana.

Las autoridades negaron que los piratas trasladados a Madrid fuera moneda de cambio en la negociación, por lo que las familias consideran que les han mentido".

Por su parte, el Consejo de Administración de Echebastar Fleet SLU, la empresa armadora del buque, hizo público un comunicado en el que se exige al Gobierno español y a la Administración de Justicia "medidas de carácter urgente" que "faciliten la salida" de los dos piratas somalíes detenidos.

El armador pide además a los partidos políticos que lleguen a un acuerdo para que el secuestro del Alakrana salga de la discusión política con el fin de que el Ejecutivo "pueda tomar las decisiones pertinentes".

PLENO PARLAMENTO VASCO

La Cámara Vasca tenía previsto leer una declaración institucional de apoyo a los tripulantes, pero se pospuso hasta que el lehendakari, Patxi López, informe a los grupos parlamentarios de las novedades en torno al secuestro.

A falta de esta declaración conjunta, la presidenta, Arantza Quiroga, leyó otra en nombre de la presidencia en la que pidió al Gobierno español "que extremen la atención con los familiares del pesquero secuestrado, manteniéndoles continuamente informados de la marcha de las negociaciones y de cualquier cambio que se produzca en la situación de los retenidos en el buque"

"Nos parece que esto es fundamental porque creemos que la situación que vivieron los familiares en el día de ayer no puede volver a repetirse", señaló.

López, antes de responder a las preguntas previstas en el orden del día, quiso enviar un mensaje a los familiares para asegurarles que "haremos todo lo que está en nuestras manos para conseguir su liberación cuanto antes. Que todo se hará con la premisa fundamental de garantizar su seguridad y que sepan que tienen a toda la sociedad vasca con ellos porque su liberación es nuestra prioridad": "