Público
Público

Los familiares del 'Alakrana' rechazan la intervención militar

La reunión con Espinosa, según ellos, no sirvió para nada. Mañana se manifiestan en Vigo por la libertad de los marineros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Familiares de marineros gallegos del buque Alakrana aseguraron hoy que pese a haber mantenido una reunión con la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, no les han informado de 'nada'.

Eso sí, aseguraron que les han dejado 'clarísimo' a los representantes del Ejecutivo que no están de acuerdo con una intervención militar, por lo que estimaron que esta sería la 'última opción' para intentar liberar a los 36 marineros secuestrados por piratas somalíes.

Así lo afirmó hoy la mujer de uno de los tripulantes raptados, Silvia Albés, en una rueda de prensa donde participaron familiares de otros marineros y donde anunciaron la 'gran manifestación' que saldrá mañana de la Plaza de España y llegará hasta la Plaza de América, donde se dará lectura a un manifiesto.

La mujer hizo una llamada a la participación de los ciudadanos, para que transmitan su apoyo en estos 'difíciles momentos' en los que, según afirmó, no se siente arropada por el Gobierno.

Albés, que compareció junto a su cuñado Antonio Costas (hermano del marinero Pablo Costas), Jesús Dacosta (hermano del marinero Secundino Dacosta) y de Belén Costas (esposa de uno de los tripulntes desembarcados, Joaquín Fernández), aseguró que los representantes del Gobierno con los que se entrevistaron hoy 'no les dijeron nada', excepto que saben donde están los tres marineros desembarcados y que están bien, en un poblado somalí, y les dejaron incluso una sensación de 'inquietud'.

Sin embargo, en la reunión los familiares reiteraron su petición de que se libere a los dos piratas que permanecen detenidos en España, tal como exigen los secuestradores para liberar a la tripulación. En cuanto a una intervención militar, Albés estimó que sería 'la última opción que tienen pensado', si bien explicó que en el encuentro no se les aportó información puesto que fue 'de cortesía' y lo atribuyó a la 'presión mediática' existente.

De hecho, aseguró haber encontrado al ejecutivo central 'más perdido de lo que estaba' y explicó que incluso advirtieron que uno de los marineros que ha sido trasladado a tierra es asmático y necesita un inhalador.

En su comparecencia conjunta, los familiares afirmaron que desde el Gobierno se les dio a entender que no les gusta que hablen con la prensa, si bien aseguraron que no han recibido presiones para mantenerse callados. En todo caso, tanto Belén Costas como Antonio Costas y Silvia Albés aseguraron que, de recibir este tipo de advertencias, 'tampoco haríamos caso', al tiempo que aseguraron que 'la libertad de expresión en los único que nos queda' y que, por tanto, seguirán hablando.

En cuanto a la vía judicial para lograr que los dos piratas detenidos sean liberados y salgan de España, no descartaron realizar todo tipo de gestiones, incluyendo la posibilidad de remitir una carta a la Audiencia Nacional. 'Si lo que queda es suplicar para que se libere a los detenidos, hasta tal extremo llegaremos', aseveraron.

La mujer de Pablo Costas incidió en que no está de acuerdo con lo que dice el Gobierno ya que, para las familias, la manera de que el secuestro del Alakrana llegue a su fin pasa por la liberación de los dos piratas que permanecen en España. A su juicio, no se trata de un obstáculo de tipo económico.

Por su parte, Antonio Costas lamentó que el Gobierno se base en que hasta ahora, en los secuestros realizados por piratas no ha habido muertos, si bien destacó que 'siempre hay una primera vez'. La mujer de Joaquín Fernández (-uno de los tripulantes desembarcados), Belén Costas, explicó que está 'fatal' y que la madre de su marido, que sufrió un ataque de ansiedad, está 'mejor'. En todo caso, consideró que a la ministra 'no le importa mucho lo que nos sucede a nosotros'.

Los familiares reunidos hoy en la rueda de prensa, apoyados por el sindicato de CCOO, anunciaron que la manifestación programada para mañana en Vigo se desarrollará a las 18 horas e hicieron un llamamiento a la participación para que la movilización sea 'masiva' y sirva para pedir una pronta liberación de los 36 marineros retenidos. Además, el sindicato destacó la necesidad de un 'gran acto' que sirva para hacer presión y lograr que se tomen 'decisiones'.

Silvia Albés manifestó su esperanza de que esta convocatoria (bajo el lema Liberdade aos nosos mariñeiros xa) 'sea la última' y que se consiga una liberación que los allegados de los tripulantes desean desde 'el día uno' de secuestro, si bien el responsable de CC.OO. en Vigo, José Cameselle, indicó que, de hacer falta nuevas movilizaciones, se programarán.