Público
Público

Las familias nunca conocerán las conversaciones entre los pilotos porque son confidenciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los familiares de las víctimas del avión siniestrado el pasado miércoles en Barajas nunca podrán conocer las conversaciones de los pilotos que están grabadas en las cajas negras del aparato MD 82 porque están sometidas a "un código de confidencialidad".

Así lo ha asegurado el subdirector de Spanair, Javier Mendoza, al cerca de centenar de familiares de víctimas del accidente con los que se ha reunido durante una hora en el Hotel Auditorium de Madrid y a los que ha mostrado unas diapositivas de cajas negras y croquis sobre su ubicación en un avión de las características del siniestrado.

"Las grabaciones, nunca se harán públicas", ha insistido Mendoza, que ha precisado que únicamente servirán para avanzar en las investigaciones que llevan a cabo la comisión creado a tal efecto por Aviación Civil y el Juzgado de Madrid encargado del caso.

El subdirector ha especificado que los pilotos aceptan que se graben todas sus conversaciones dentro de la cabina, pero bajo un estricto compromiso de confidencialidad que no puede romperse salvo, como es el caso, investigar un accidente.

Por esta razón, ha apelado a la comprensión de los familiares, a los que no ha podido ofrecer ningún detalle técnico más sobre el accidente, argumentando que en toda la información obra en poder de la comisión investigadora.

Ante las preguntas de los asistentes, Mendoza ha negado que el combustible de avión hubiera sido rebajado con agua y ha aseverado que no existe ningún protocolo que lo permita.

También ha apuntado que Aviación Civil se ha comprometido con Spanair a ir colgando en su página web los datos "más novedosos" de la investigación que pueden irse haciendo públicos.

Hasta el momento, según el directivo de Spanair, han sido identificados 63 cadáveres del avión siniestrado,

Al principio de la reunión, Mendoza ha transmitido las condolencias de su compañía a los familiares de la última víctima mortal del accidente, una mujer de 31 años que estaba ingresada en el hospital La Paz con pronóstico muy grave.

"Nuestra obligación ahora es comunicarnos con vosotros", ha dicho a las familias el portavoz del gabinete de crisis de Spanair, Héctor Sandoval, quien les ha garantizado que el piloto de la aeronave siniestrada estaba perfectamente formado.

Para explicar el proceso de preparación de los pilotos ha estado presente en la reunión el comandante Javier Muela, que también es director de operaciones de Spanair.

Muela se ha respaldado en sus muchos años como piloto para sostener que no tiene la certeza de que el comandante del avión MD-82 apurase la pista de despegue.

Una maniobra que es "la más crítica" del proceso, ha admitido Muela, para explicar que es posible que el piloto recorriese todo el trayecto que necesitaba en ese momento dada la velocidad que llevaba el aparato, que viene determinada, en gran medida, por la temperatura exterior y el peso del avión.

Los enseres de algunas familias ya han empezado a ser entregados a sus parientes, y una compañía internacional especializada en este tipo de catástrofes ha sido contratada por Spaniar para cumplimentar el proceso.

A lo largo del día de hoy, tres familias han acudido al cementerio de La Almudena para la recepción legal de los cuerpos de sus allegados.