Público
Público

Las familias destinaron un 37,1% de su renta a comprar una vivienda en el primer trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las familias españolas que adquirieron una vivienda en el primer trimestre de 2008 destinaron a esa compra el 37,1 por ciento de su renta bruta anual disponible, una vez descontadas las deducciones fiscales, según datos del Banco de España.

Esta tasa es 2,3 puntos superior a la registrada en el mismo periodo del año pasado, cuando los hogares destinaron el 34,8 por ciento de su renta disponible a la compra de un piso o una casa, y es junto a la del último trimestre de 2007 -que también fue del 37,1 por ciento- la más alta desde 1995, año en que la institución comenzó a elaborar esta estadística.

Los datos aportados por el supervisor reflejan que en los últimos años el esfuerzo económico de quienes han comprado una vivienda ha ido creciendo, al pasar del 25,5 por ciento de 2005, al 29,9 por ciento en 2006 y al 37,1 por ciento en 2007.

De acuerdo con los cálculos del Banco de España, en el primer trimestre de 2008 el precio de una vivienda libre de 93,75 metros cuadrados construidos fue de 7 veces la renta bruta anual disponible de un hogar mediano.

Frente al aumento del esfuerzo económico familiar para comprar una vivienda, la proporción entre el coste del inmueble y la renta disponible por hogar se ha mantenido estable desde junio de 2006.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Vivienda, en el primer trimestre de 2008 el precio de la vivienda libre -tanto nueva como usada- bajó el 3,4 por ciento, casi la mitad que hace un año (7,2 por ciento) y por debajo del IPC (4,5 por ciento).

Esta subida ha situado el coste medio del metro cuadrado en 2.102 euros, con lo que cada familia dedicó algo más de 197.064,5 euros a la compra de una vivienda tipo de 93,75 metros cuadrados de superficie construida.

Si se descuentan las deducciones de las que se benefician quienes compran un piso, los españoles dedicaron en el primer trimestre de 2008 el 46,2 por ciento de su renta disponible a la adquisición de una vivienda, el 2,9 puntos más que un año antes.

Según la legislación vigente, los contribuyentes pueden desgravarse el 15 por ciento por sus aportaciones anuales, con un límite máximo de 9.015,18 euros.