Público
Público

Familias de las niñas en la UCI por las vacunas del papiloma piden ayuda a la comunidad científica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Valencia, 2 mar (EFE). Las familias de las dos niñas ingresadas en la UCI del Hospital Clínico de Valencia tras una reacción adversa a la vacuna contra al virus del papiloma humano han pedido ayuda a "toda la comunidad científica" para que aporten "cualquier información que pueda influir" en el tratamiento de las menores.

Así lo aseguran en un comunicado remitido por las familias de las dos niñas, que en estos momentos permanecen "estables" en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro sanitario, donde han vuelto a reingresar este fin de semana después de estar durante varias horas en planta.

Según fuentes de la Conselleria de Sanidad, Raquel, de 14 años, salió de la UCI ayer domingo, aunque pocas horas después volvió a ser reingresada en esta unidad al empeorar su estado, y lo mismo le ocurrió a Carla, también de 14 años, el pasado sábado.

Raquel fue ingresada el pasado 4 de febrero y Carla dos días después, ambas a las pocas horas de recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano, causante del cáncer de cérvix, y desde entonces han salido y entrado en la Unidad de Cuidados Intensivos en varias ocasiones.

Tras este cuarto reingreso en la UCI, las familias reclaman "ayuda nacional e internacional a toda la comunidad científica para que aporten cualquier información que pueda influir en el tratamiento" para las menores.

En el comunicado, señalan que el derecho a la intimidad de las familias "ha sido malinterpretado por quienes tienen la obligación de velar por la salud de los ciudadanos, y tal vez sea esa la razón por la que se han aprovechado para difundir una sarta de mentiras respecto a la salud" de las niñas.

Recuerdan que el 16 de febrero requirieron que se rectificara un comunicado de la Asociación Española de Pediatría en el que se justificaba el estado de las niñas con patologías previas, e indican que aunque el director general de Salud Pública se comprometió a entregar una rectificación escrita a las familias desmintiendo los hechos "a fecha de hoy no se ha realizado".

Según las familias, la consideración de que la vacuna Gardasil ha provocado en las niñas un "efecto adverso" y que lo que ha ocurrido es algo "atípico", "no es fruto de la ignorancia o del desconocimiento sino una manera poco digna de manipular la información para ocultar a la opinión pública la gravedad y la magnitud de los hechos".

A su juicio, la relación entre la vacunación y la aparición del mismo cuadro clínico en ambas niñas "es tan evidente que la negación de la misma solo se puede entender si existen otros intereses difícilmente justificables", y agregan que, "por prudencia", debería "haberse detenido la vacunación con Gardasil".