Público
Público

FAPAS confía en que la madre de la osezna liberada la acepte en el núcleo familiar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo de Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) confía en que la osezna liberada ayer en el Parque Natural de Somiedo, tras ser hallada herida en este espacio protegido hace cinco meses, sea aceptada de nuevo por su madre en el núcleo familiar del que forman parte otros dos cachorros.

La osezna, de unos diez meses, fue encontrada por una pareja de turistas en una carretera sin que la madre apareciera por la zona donde fue localizada en los días posteriores lo que, unido al empeoramiento de su estado, impidió devolverla a su entorno.

La Consejería de Medio Ambiente liberó ayer al ejemplar en una operación en la que colaboraron organizaciones ecologistas, entre ellas FAPAS, que considera que esta iniciativa supone "el nivel más alto de esfuerzo y colaboración" entre la administración y las asociaciones dedicadas desde hace más de veinte años a la recuperación de esta especie en peligro de extinción.

Según el Fondo para la Protección de Animales Salvajes, el seguimiento fotográfico de la madre de la osezna realizado con cámaras automáticas durante los últimos meses ha constatado el buen estado en que se encuentra, al igual que las dos hermanas nacidas en el mismo parto que el ejemplar que fue encontrado herido.

Esta circunstancia refleja, según el FAPAS, las buenas condiciones ecológicas del territorio donde se desenvolverá la osezna a pesar de que no existen precedentes sobre "adopciones" de cachorros liberados tras un tiempo en cautividad por la propia madre después de que ésta continuara viviendo en libertad.

No obstante, sí se han registrado casos de "adopciones" de oseznos huérfanos por parte de hembras que no son sus madres como ocurrió en Pirineos cuando los cachorros de la osa Melba, muerta por los disparos de un cazador en Francia, fueron acogidos por otra tras deambular en soledad durante varios meses.

Antes de su liberación, el animal, que pesa ya 28 kilos, fue marcado con un crotal en la oreja izquierda y con dos equipos radioemisores adosados a su espalda, que previsiblemente conservará hasta que mude el pelo el próximo año.