Público
Público

Las FARC piden a los militares colombianos que rechacen el acuerdo con EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las FARC pidieron hoy a los militares colombianos que se opongan al acuerdo que permite a tropas estadounidenses usar hasta siete bases en Colombia, el cual es una "daga envenenada" y supone un "acto de alta traición a la patria latinoamericana", según un comunicado de esta guerrilla.

"Hacemos un fraternal y patriótico llamado a los militares de honor para que junto a nuestro pueblo formemos un solo haz que converja en una guerra patria para defender nuestra soberanía y dignidad latinoamericana", dice el secretariado del estado mayor central de las FARC en el comunicado difundido hoy.

En el documento, divulgado por la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol), que suele publicar los pronunciamientos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo armado acusa al presidente colombiano, Álvaro Uribe, de falta de "dignidad" por aceptar la "instalación por el imperio de siete bases militares" en su país.

"La decisión de Uribe de permitir la instalación de 7 bases militares de los Estados Unidos en territorio colombiano es un acto de alta traición a la patria latinoamericana", subrayan las FARC.

La principal guerrilla colombiana considera que el acuerdo militar con EE.UU., firmado la semana pasada en Bogotá, "debe llenar de vergüenza el alma de los colombianos", porque significa "ceder el territorio como base de agresión contra países hermanos".

"La humillación de ver oficiales colombianos subordinados a oficiales del Comando Sur del ejército de los Estados Unidos no debe ser tolerada donde hay honor", señalan los rebeldes.

El convenio establece que las aeronaves militares de EE.UU. podrán usar en Colombia los aeropuertos comerciales que tengan operación internacional y también que las controversias que surjan sobre el acuerdo no se remitirán en ningún caso a cortes o tribunales nacionales o internacionales.

Además, posibilita el levantamiento de la inmunidad al personal militar estadounidense en casos excepcionales. Los contratistas de EE.UU. que trabajen en Colombia no gozan de ese privilegio.

Pese a las fuertes críticas de países como Venezuela, Ecuador y Bolivia, Colombia y Estados Unidos han señalado en reiteradas oportunidades que el convenio, cuya vigencia es de 10 años con opción de renovación, no constituye una amenaza para terceras naciones.

"Señores oficiales y suboficiales: frente a las proyecciones neocoloniales del gobierno de Washington debemos asumir la misma actitud insobornable y patriótica del Libertador Simón Bolívar", reclamaron las FARC a los militares colombianos.

En consecuencia, abogan por "forjar la resistencia patriótica, coordinando esfuerzos con las organizaciones políticas y sociales del país, para hacer prevalecer la soberanía y la dignidad".