Público
Público

Un fármaco antitabáquico también reduce el consumo de alcohol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fármaco antitabáquicoChantix ayudaría también a los bebedores a dejar de consumiralcohol, según un estudio preliminar.

Con una muestra de 20 fumadores que también consumían grancantidad de alcohol, un equipo de Yale University detectó quelos que tomaban Chantix durante una semana perdían el interésen beber.

Esos participantes dijeron que sentían menos deseos debeber y cuando se les dio la oportunidad de tomar algunostragos en el laboratorio, optaron por consumir menos que losparticipantes que tomaban un placebo.

Los resultados aparecen en la versión online de la revistaBiological Psychiatry.

Chantix (vareniclina) fue aprobado en el 2006 como unmedicamento que ayuda a dejar de fumar. Funciona sobre unreceptor cerebral de la nicotina al bloquear algunos de losefectos de esa sustancia y crear una sustancia similar a lanicotina que reduce los síntomas de abstinencia.

Existen evidencias de que el alcohol actúa sobre el mismoreceptor cerebral, lo que posibilita que Chantix sirva tambiénpara ayudar a reducir el consumo excesivo de alcohol, unproblema frecuente en los fumadores.

"Un fármaco como la vareniclina, orientada a sistemasbiológicos compartidos por el alcohol y la nicotina, podría serun tratamiento para personas con ambas adicciones", declaró porescrito la doctora Sherry A. McKee, autora principal delestudio.

Para la investigación, que se realizó con fondos de losInstitutos Nacionales de Salud, el equipo dirigido por McKeereunió a 20 fumadores que bebían excesivamente, pero no eranalcohólicos. La mitad de ellos tomó Chantix durante una semanay la otra mitad recibió píldoras placebo.

Luego, el equipo le dio a cada participante una dosis dealcohol en el laboratorio para conocer sus respuestas; hombresy mujeres podían tomar hasta 8 copas si así querían.

Los investigadores observaron que el grupo tratado conChantix decía tener menos deseos de beber y sentirse menos"alegres" después de la primera dosis de alcohol.

Y ante la posibilidad de seguir bebiendo, los usuarios deChantix consumieron menos de una copa, a diferencia del grupoplacebo que tomó entre 2 y 3 copas.

El 80 por ciento del grupo tratado con Chantix eligió nobeber, mientras que el 30 por ciento del grupo placebo tomó lamisma decisión.

"Habíamos anticipado que los resultados de este estudiopreliminar dispararían nuevos ensayos clínicos con lavareniclina como un tratamiento primario contra los trastornosasociados con el consumo de alcohol y como un tratamiento dualcontra las enfermedades relacionadas con el consumo de alcoholy de tabaco", dijo McKee.

El equipo no observó efectos secundarios graves entre losusuarios de Chantix.

Sin embargo, existen dudas sobre la seguridad del fármacodesde su aprobación, incluidos los informes sobre pensamientosy conductas suicidas.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos(FDA por su sigla en inglés) revisó el año pasado esos informesy le indicó al fabricante de Chantix, Pfizer Inc., aumentar eltamaño de las advertencias en la etiqueta del fármaco.

FUENTE: Biological Psychiatry, online 2 de marzo del2009.