Público
Público

Fármaco ayuda a adelgazar a monos gordos.¿Funcionará en humanos?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Un medicamento experimental que bloqueael suministro sanguíneo a las células grasas ayudó a monosobesos a adelgazar, una señal de que podría funcionar en losseres humanos, indicaron investigadores estadounidenses.

El fármaco, conocido como Adipotide, toma un enfoquediferente al de otras medicinas para bajar de peso, quegeneralmente intentan controlar el apetito, alterar laabsorción de grasa o aumentar el metabolismo con el fin deayudar a las personas a adelgazar.

"El desarrollo de este compuesto para uso humano brindaríauna forma no quirúrgica de reducir verdaderamente la grasablanca acumulada", dijo Renata Pasqualini, del Centro delCáncer MD Anderson, de la University of Texas, cuyo estudio fuepublicado en la revista Science Translational Medicine.

El medicamento funciona buscando y adhiriéndose a proteínasen la superficie de los vasos sanguíneos que alimentan a lasgrasas blancas, el tipo que se acumula debajo de la piel.

Una vez que se le une, el fármaco emite una moléculasintética que dispara un proceso natural de muerte celular queelimina las células grasas.

Pruebas iniciales del medicamento en ratones obesosmostraron que los ayudaba a perder el 30 por ciento de su pesocorporal.

El último estudio incluyó a 15 monos que se habían vueltoobesos casi de la misma forma que lo hacen los humanos, porcomer de más y hacer muy poca actividad física.

Diez monos fueron tratados y cinco conformaron el grupo decontrol. Al final del estudio, los monos que habían recibidotratamiento perdieron en promedio un 38,7 por ciento de sugrasa corporal total, comparado con un 14,8 por ciento de losotros animales.

Los monos bajo tratamiento también perdieron un 27 porciento de su grasa abdominal.

Los efectos colaterales fueron una mayor eliminación deorina y deshidratación leve, ambos síntomas de insuficienciarenal leve. Pero fueron cuestiones reversibles y que variabansegún la dosis.

Los investigadores ahora planean probar el fármaco enpacientes obesos que están siendo tratados por cáncer depróstata.

"La obesidad es un factor de riesgo importante paradesarrollar cáncer, aproximadamente equivalente al consumo detabaco, y ambos son potencialmente reversibles", señaló en uncomunicado el doctor Wadih Arap, también del Centro MDAnderson, que participó del estudio.

"Los pacientes oncológicos obesos tienen peores resultadosen las cirugías (y tratamientos) con radiación oquimioterapia", agregó.

Los pacientes que participarán de la investigaciónrecibirán inyecciones diarias del medicamento durante 28 díasconsecutivos.

"La pregunta es si su cáncer prostático mejorará si podemosreducir su peso corporal y los riesgos de salud asociados",dijo Arap.

Los laboratorios han tenido dificultades para obteneraprobación en Estados Unidos para comercializar medicamentosnuevos contra la obesidad. Vivus Inc, Arena Pharmaceuticals Incy Orexigen Therapeutics Inc han sufrido reveses este año debidoa preocupaciones referidas a temas de seguridad.

Más de un tercio de los estadounidenses tienen sobrepeso ymás de un cuarto son obesos, lo que eleva sus probabilidades dedesarrollar problemas de salud como diabetes tipo 2, enfermedadcardíaca, hipertensión, hígado graso y algunos cánceres.