Público
Público

Fármaco que bloquea hormona del estrés restaura el pelo en ratas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Investigadores estadounidenses queestudiaban los efectos del estrés sobre los intestinos hallaroninesperadamente un compuesto químico que estimula elcrecimiento capilar.

Mediante el bloqueo de una hormona ligada al estrés y a lapérdida del cabello, expertos lograron que en un grupo deroedores genéticamente manipulados para generar demasiadacantidad de esa hormona se regenere el cabello perdido, informóun equipo en la edición en internet de la revista PLoS One.

"Casi el 100 por ciento de los ratones respondieron. Elpelo creció nuevamente por completo. Es un efecto muydrástico", indicó Million Mulugeta, de la University ofCalifornia en Los Angeles, quien trabajó en el estudio.

Mulugeta añadió que los resultados podrían abrir nuevasáreas de exploración sobre la pérdida de cabello en los sereshumanos, especialmente en aquellas personas en las que esetrastorno está relacionado con el estrés y el envejecimiento.

El equipo, que incluyó a expertos de la Administración deVeteranos y el Instituto de Estudios Biológicos Salk enCalifornia, estaba realizando experimentos con ratones quehabían sido genéticamente alterados para producir una cantidadexcesiva de la hormona ligada al estrés llamada factorliberador de corticotropina (CRF por su sigla en inglés).

A medida que estos ratones crónicamente estresados crecían,su cabello se ponía gris y finalmente se caía. Mulugeta comparóel efecto con el que se observa al ver envejecer a unpresidente estadounidense tras el curso de dos mandatos decuatro años en la Casa Blanca.

El equipo inyectó en los roedores el compuesto químico parabloquear el estrés llamado "astressin-B", que detiene la accióndel CRF.

Los ratones recibieron diariamente una inyección delcompuesto por cinco días, luego el equipo midió los efectos delfármaco sobre su colon y los volvió a colocar en sus jaulas.

"Cuando regresamos tres meses después, su cabello habíavuelto a crecer por completo. No podía distinguírselos de suspares que no habían sido genéticamente modificados", explicóMulugeta. "Fue totalmente inesperado", añadió.

El efecto permaneció por cuatro meses, un tiemporelativamente prolongado en la vida de un ratón, indicó elautor. Estudios de seguimiento confirmaron los hallazgos.

El equipo también evaluó el compuesto en ratonesmodificados más jóvenes que aun no habían perdido su pelo yhalló que el astressin-B evitaba que se quedaran pelados.

"No sólo restaura el cabello, sino que además previene supérdida", señaló Mulugeta.

Hasta el momento, el compuesto sólo fue probado en ratonesgenéticamente modificados para portar una cantidad excesiva dela hormona del estrés y no se sabe si tendrá algún efecto sobrelos seres humanos.

No obstante, Mulugeta dijo que es posible que este mismoproceso se replique en las personas, que también tienenreceptores del CRF en la piel.

Dado que los tratamientos actuales para la pérdida delcabello ofrecen resultados modestos y a corto plazo, Mulugetaconsideró que esta investigación debería profundizarse.