Público
Público

Fármaco para el cáncer ofrece esperanza contra el Alzheimer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Julie Steenhuysen

Una versión alterada del medicamentocontra el cáncer Gleevec conforma la base de una nueva clase defármacos que bloquea el desarrollo de las placas cerebralesdañinas características de la enfermedad de Alzheimer, indicóun grupo de investigadores estadounidenses.

Los expertos señalaron que esperan que los laboratoriospuedan hacer pequeños ajustes a la fórmula de Gleevec -unapíldora que ha transformado el tratamiento de un tipo deleucemia- para que funcione de manera segura en el cerebro.

La clave está en una enzima que impulsa la producción deplacas beta amiloide, uno de los patrones clásicos delAlzheimer. Gleevec, actualmente usado para tratar la leucemiamieloide crónica, bloquea esta proteína activadora de gammasecretasa.

"Nuestros hallazgos revelan que la proteína activadora degamma secretasa es un posible blanco para una nueva clase deterapias contra la (placa beta) amiloide", dijo Paul Greengard,ganador del Premio Nobel en el 2000 por su investigación sobrecómo se comunican las neuronas.

Greengard trabajó en este nuevo estudio, publicado en larevista Nature.

En un trabajo previo, el experto descubrió que el fármacode Novartis AG Gleevec, genéricamente denominado imatinib,bloquea la proteína activadora de gamma secretasa.

El último estudio, dirigido por Gen He, investigador dellaboratorio de Greengard, muestra que esta proteína aumentadrásticamente la producción de beta amiloide, y que al bloquearla proteína en ratones genéticamente modificados se evitaba laformación de las placas cerebrales del Alzheimer.

Greengard advirtió que Gleevec se elimina muy rápidamentedel cerebro como para prevenir la enfermedad de Alzheimer porsu cuenta, pero el experto cree que las empresas farmacéuticaspodrían hallar formas de que el fármaco permanezca activo en elcerebro por más tiempo.

"El desarrollo de compuestos que funcionan como Gleevec,pero tienen la capacidad de pasar la barrera sanguínea cerebraly apuntar a la proteína activadora de gamma secretasa podríarevolucionar el tratamiento de esta enfermedad", indicóGreengard en un comunicado.

El científico añadió que Gleevec podría modificarsequímicamente para que no sea eliminado tan rápidamente. "Estoyseguro de que al publicarse nuestro estudio, una serie decompañías farmacéuticas tratarán de hacer exactamente eso",expresó.

ENFOQUE MAS ESPECIFICO

Greengard dijo que la proteína activadora de gammasecretasa es más específica que otros medicamentos contra elAlzheimer actualmente en desarrollo, que apuntan a la gammasecretasa directamente.

Eso se debe a que la proteína no interfiere con el Notch,un sendero de señalización celular vital, que juega un papelcentral en el desarrollo del sistema inmune.

"Se sabe que la gamma secretasa no sólo fabrica betaamiloide, sino que también genera muchas otra sustancias queson vitales para la supervivencia de nuestras células", explicóGreengard sobre el fracaso de los fármacos que apuntandirectamente a ella.

La enfermedad de Alzheimer, que es una condición letal queafecta a 26 millones de personas en todo el mundo, ofrece unmercado tentador para las compañías farmacológicas, pero hastael momento ha demostrado ser un blanco complejo.

Los medicamentos actualmente disponibles sólo tratan lossíntomas pero no pueden atacar definitivamente el deterioromental que le quita a las personas que padecen la enfermedad lacapacidad de pensar y cuidarse por sí mismos.