Público
Público

Fármaco malaria no eleva riesgo de malformaciones congénitas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

El uso del fármaco contra lamalaria Malarone en el primer trimestre de embarazo no elevaríael riesgo fetal de malformaciones congénitas.

La mayoría de esos remedios, incluido ése, no está aprobadopara usar en el embarazo. De modo que, cuando una mujerembarazada quiere viajar a regiones con alta prevalencia demalaria, enfrenta un gran problema.

En general, los expertos recomiendan que las embarazadas noviajen a esos países, ya que la infección es peligrosa para lamujer y para el feto.

El nuevo estudio, publicado en Archives of InternalMedicine, es el primero sobre el uso de Malarone(atovacuona/proguanil) y el riesgo fetal de malformacionescongénitas. Por ello, para los autores es muy pronto como paradeclarar que el fármaco es seguro en el embarazo.

El antipalúdico más económico y utilizado, la cloroquina,es seguro durante el embarazo, pero los parásitos que causan lamalaria desarrollaron resistencia al fármaco. Otro medicamento,el antibiótico doxiciclina, produce efectos adversos en elfeto.

Los autores analizaron datos de casi 571.000 partos enDinamarca entre el 2000 y el 2008: entre dos y tres de cada 100bebés nacieron con un defecto congénito.

Entre las 149 mujeres que habían tomado Malarone en algúnmomento del primer trimestre del embarazo, una de cada 100 tuvoun hijo con una malformación.

Esto demuestra que el fármaco no está asociado con unaumento del riesgo de malformaciones congénitas, resumió eldoctor Bjrn Pasternak, del Statens Serum Institute deCopenhague. Pero dado el tamaño de la muestra de usuarias deMalarone, no se puede descartar la posibilidad de que elmedicamento tenga algunos riesgos, aclaró el autor principaldel estudio.

"Es muy pronto como para declarar la seguridad del fármacoen el embarazo", dijo Pasternak a Reuters Health.

Malarone cuesta unos 200 dólares por 24 píldoras. Lacantidad de píldoras que necesita un paciente depende de laduración de la estadía en el sitio donde existe la malaria, unainfección causada por un parásito que transmiten los mosquitosy es endémica en Africa, Asia, Sudamérica y América Central,donde muere 1 millón de personas por año.

Se estima que unos 10.000 a 30.000 viajeros desarrollanmalaria cada año; unos 150 mueren.

Pasternak aconsejó a las embarazadas que viajarán a paísesendémicos consultar a un experto en medicina del viajero paraconocer los riesgos y las opciones terapéuticas.

Si la cloroquina no es una opción, la segunda elecciónsería la mefloquina.

Según el autor, no se observó un aumento del riesgo dedesarrollar malformaciones en más de 1.000 bebés expuestos aese fármaco. Pero aclaró que la Organización Mundial de laSalud recomienda evitar el uso de mefloquina en el primertrimestre del embarazo.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 14 de febrero del2011