Público
Público

Fármaco Roche e Ipsen enfrenta demora de al menos 12 a 18 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Ben Hirschler

Un fármaco experimental para ladiabetes desarrollado por Roche bajo la patente del grupofrancés Ipsen enfrentará una demora de al menos 12 a 18 meses,después de que algunos pacientes sufrieron problemas dehipersensibilidad.

El contratiempo plantea preguntas acerca del potencialcomercial de taspoglutide para la diabetes, una enfermedad queestá creciendo en todo el mundo y es un foco clave para muchascompañías farmacéuticas.

"Ahora el producto no puede salir hasta el 2014. Noscuestionamos hasta qué punto podrá ser lanzado", dijo elanalista de la industria Jeffrey Holford, de Jefferies.

La compañía suiza Roche dijo el viernes que estabaimplementando un plan de mitigación de riesgos en la Fase IIIdel programa de taspoglutide luego de los casos de reaccioneshipersensitivas al medicamento.

"Actualmente se está evaluando el impacto de este plan enel proyecto y en particular en los plazos de la presentaciónante los reguladores, sin embargo, se anticipa una demoramínima de 12 a 18 meses", dijo Roche.

Los síntomas más comunes en los pacientes con reaccioneshipersensibles fueron problemas en la piel ygastrointestinales, mientras que los efectos cardiovasculares yrespiratorios fueron menos frecuentes. Todos se recuperaron sincomplicaciones.

La inyección, que se aplica una vez por semana, sería unrival para Byetta, de Eli Lilly y Amylin, y Victoza, de NovoNordisk.

Dado el tamaño de Roche, los problemas con el taspoglutideno tendrán un impacto financiero significativo.

Sin embargo, el analista de Deutsche Bank Tim Race dijo queel reciente revés afectará el sentimiento de los inversores, yaque el fármaco es parte de la estrategia de la compañía paraexpandir las ventas más allá del área oncológica.

Roche ejerció su opción de patentar taspoglutide de Ipsen yadquirió los derechos exclusivos para desarrollarlo ycomercializarlo, excepto en Japón, donde comparte el permisocon Teijin, y en Francia, donde Ipsen retuvo los derechos decomercialización junto a la firma suiza.