Público
Público

Fármacos para herpes no causan malformaciones congénitas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un grupo de mujeres queutilizó un fármaco contra el herpes durante el embarazo nofueron más propensas que el resto a tener un bebé con algunamalformación congénita, reveló un estudio sobre más de 800.000bebés en Dinamarca.

Mientras que esto no descarta una conexión entre esosantivirales y ciertos tipos de defectos congénitos, el doctorJames Mills asegura que el estudio demuestra que los fármacosno son los responsables de una gran cantidad demalformaciones.

Algunos medicamentos, como los que se usan para tratar lasconvulsiones y el acné, están asociados con un aumento delriesgo de desarrollar defectos congénitos. Un ejemplo es latalidomida, que se utilizaba en los años 60 para reducir losmareos matinales en las embarazadas.

Pero poco se sabe de los efectos adversos de losantivirales contra el herpes.

"Como ocurre con muchos fármacos utilizados durante elembarazo, no existen evidencias suficientes para demostrar queson seguros", dijo Mills, epidemiólogo de los InstitutosNacionales de Salud de Estados Unidos.

El uso de fármacos durante el embarazo "siempre es untema", dijo Mills, coautor de un editorial sobre el estudio deDinamarca, publicado en Journal of the American MedicalAssociation.

Los virus del herpes se esconden en las células nerviosasdel cuerpo, desde donde periódicamente causan brotes de laenfermedad, como las aftas labiales, el herpes genital y, másadelante, culebrilla.

Según los Centros para el Control y la Prevención deEnfermedades de Estados Unidos, uno de cada seisestadounidenses de entre 14 y 49 años está infectado con herpesgenital. Un estudio reveló que uno de cada cuatro tendráculebrilla en algún momento.

El tratamiento de estas infecciones se realiza conantivirales como el aciclovir (Zovirax). El herpes no se curacon medicación, pero los antivirales controlan los síntomas ylos brotes, y alivian el dolor.

Los doctores Bjorn Pasternak y Anders Hviid, epidemiólogosdel Statens Serum Institut, de Copenhague, Dinamarca,analizaron los registros de todos los bebés nacidos enDinamarca entre 1996 y el 2008, casi unos 840.000 partos.

El equipo examinó datos de registros nacionales sobre todoslos diagnósticos de las malformaciones congénitas y todas lasrecetas entregadas en farmacias de Dinamarca.

Pasternak y Hviid se concentraron en los fármacos que lasembarazadas tomaron durante el primer trimestre, una ventanacuando los órganos del bebé se están desarrollando y son mássusceptibles a los efectos de los fármacos.

Durante los 12 años que duró el estudio, nacieron unos1.800 bebés de embarazadas a las que se les había recetadoaciclovir, valaciclovir (Valtrex) y famciclovir (Famvir)durante el primer trimestre.

Cuarenta bebés (el 2,2 por ciento) tenían defectoscongénitos. En cambio, cerca de 20.000 de los 836.000 bebés (el2,4 por ciento) de las mujeres que no tomaron esos fármacosdurante el primer trimestre desarrollaron malformaciones.

Las mujeres que usaron las recetas para adquirir losantivirales durante el segundo y el tercer trimestre tampocotuvieron más posibilidades de tener un bebé con malformacionesque las embarazadas que no usaron esas recetas.

Pasternak opinó que se necesitan más estudios paraidentificar la relación entre los fármacos para tratar elherpes y ciertas malformaciones congénitas y para responder siesos remedios afectan las complicaciones gestacionales, como elaborto espontáneo.

No obstante, Pasternak dijo a Reuters Health: "Desde unaperspectiva de la salud pública, es importante saber que lasmujeres que toman antivirales en los primeros meses delembarazo no están en riesgo de que el bebé desarrolle unamalformación congénita".

FUENTE: Journal of the American Medical Association, 25 deagosto del 2010