Público
Público

Muchos fármacos para niños de EEUU se prueban en países pobres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Una ley para acelerar eldesarrollo de nuevos fármacos para niños de Estados Unidosterminó financiando ensayos clínicos en países pobres, dondeesas medicinas nunca estarían disponibles.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio, cuyos autoressostienen que provoca dudas éticas.

Más de un tercio de los ensayos publicados bajo la norma de1997 llamada Pediatric Exclusivity Provision se realizó por lomenos en parte en los países en desarrollo o en naciones entransición, como Uganda o India.

"La tendencia que describimos muestra algunos problemascientíficos y éticos", dijo la doctora Sara K. Pasquali,pediatra del Centro Médico de la Duke University, en Durham,Carolina del Norte. Los resultados aparecen en la revistaPediatrics.

"El acceso a un ensayo clínico puede ser el único accesoque tenga una familia a la atención médica", indicó sobre losparticipantes de los países en desarrollo. Pero una vez que serealiza la prueba, se desconoce si los fármacos efectivos secomercializarán en ese país y si serán accesibles.

En los 174 ensayos revisados, los fármacos paraenfermedades infecciosas fueron los que más se probaron en elmundo en desarrollo, seguidos de los remedios para el corazón,las alergias y la artritis.

"Estamos usando a personas vulnerables en paísesvulnerables como laboratorio para probar fármacos", dijo aReuters Health la doctora Marcia Angell, que no participó en elestudio. "Todo se trata de dólares y centavos", añadió.

"Ya sean niños o adultos, ningún ensayo clínico deberíahacerse en países subdesarrollados a menos que sean parafármacos contra una enfermedad que ocurre sólo en esoslugares", dijo Angell, profesora de medicina social de laEscuela de Medicina de Harvard, en Boston.

Pasquali manifestó que a la industria farmacéutica se ledeben exigir estándares más altos. Por ejemplo, agregó, lasempresas farmacológicas deberían describir cuán apropiado esuna medicina para el país en el que será probado.

Además, la transparencia sería mayor si los resultados sepublicaran en revistas científicas, lo que ocurrió en menos dela mitad de los ensayos realizados bajo la norma PediatricExclusivity Provision.

"Los niños son una población vulnerable", finalizóPasquali.

FUENTE: Pediatrics, online 23 de agosto del 2010