Público
Público

La fase final del 'apagón' arranca el 10 de marzo

Industria advierte que los "pequeños incidentes" serán inevitables

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'A partir del 10 de marzo se inicia el cese de esta emisión. Podrá seguir viendo este canal en TDT. 901 2010 04'. Este es el rótulo que verán sobreimpreso en la pantalla del televisor, a cada hora en punto, los ciudadanos que a partir de la semana que viene sintonicen los viejos canales analógicos. Comienza así la fase final del llamado apagón analógico, que dará lugar a la plena implantación de la televisión digital terrestre (TDT) el próximo 3 de abril, fecha en la que todas las emisiones analógicas deberán estar apagadas tras completarse la última y más importante fase del proceso de transición.

'No es físicamente factible darle a un interruptor y que todo se apague', explicaba ayer José Antonio Quintela, director de la Oficina de Transición a la TDT, del Ministerio de Industria. Así, Quintela dejó claro que la última fase de la extinción de la vieja tecnología se realizará mediante un 'apagado progresivo' que se iniciará en principio el próximo 10 de marzo. A partir de esa fecha se irán apagando paulatinamente los 34 proyectos que conforman la última fase del Plan, que afecta a 4.172 municipios (entre ellos Madrid y Barcelona) que comprenden una población de más de 31 millones de personas. El objetivo es que el 3 de abril, cuando caducan las licencias de emisión analógica, sólo se vea la TDT en España. A día 1 de febrero, más de 11 millones de personas (el 24% de la población) veían ya sólo la TDT.

No obstante, Quintela ya anticipa que habrá pequeños problemas, algo normal en un proceso de tal complejidad. 'Los pequeños incidentes son inevitables', explicó Quintela, no sin añadir que en los últimos dos años y medio de proceso sólo el 10% de las incidencias detectadas se debían a problemas reales de cobertura, siendo debidas la mayoría a malas orientaciones de antena o dificultades del usuario con la nueva tecnología. Por lo pronto, la TDT está siendo bien valorada por los ciudadanos, que le ponen una nota de 6,6 según una encuesta del Ministerio de Industria.