Público
Público

¿Qué fases tiene que pasar un medicamento hasta llegar al público general?

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Cada año se aprueban y comercializan alrededor de 45 nuevos fármacos, resultado de más de 12 años de investigación y desarrollo durante los que se han descartados miles de otros compuestos con un coste aproximado de 400 millones de euros. ¿Cuáles son las características ideales de un fármaco? Máxima eficacia y seguridad a corto y largo plazo, efectos secundarios nulos o despreciables en relación a sus beneficios y, si es posible, una fácil administración y conservación. Reunir estos requisitos no es fácil.

A lo largo de los siglos, muchos medicamentos se han descubierto observando los efectos del consumo de algunas plantas; el opio es un ejemplo. Un paradigma podría ser la penicilina: Flemming estaba obsesionado con encontrar una sustancia capaz de prevenir las infecciones de las heridas de guerra.

Hay centros especializados que disponen de bibliotecas' de compuestos

Un requisito necesario para el desarrollo de un fármaco es el estudio de la enfermedad. ¿Por qué algunos individuos desarrollan la enfermedad de Alzheimer? ¿Por qué se nos cae el pelo? Esto implica desenmarañar las componentes moleculares que subyacen a la enfermedad o a un proceso biológico. Este paso es largo y difícil. Los esfuerzos invertidos en entender por qué se desarrolla un proceso cancerígeno o el alzhéimer nos dan una medida de la tarea.

Una vez identificada una posible diana molecular, se trata de encontrar un compuesto capaz de modificar su actividad; por ejemplo, bloquear un receptor que trasmite dolor. Para ello se criban de forma automatizada miles de compuestos mediante ensayos robotizados. Actualmente hay centros especializados que disponen de bibliotecas de compuestos. La ingeniería genética, basada en el conocimiento del genoma humano, es también una fuente importante de fármacos.

A la identificación exitosa de un compuesto siguen los estudios pre-clínicos. Estos se realizan en un mínimo de dos modelos animales y pretenden evaluar su actividad biológica. Para ello hay que considerar muchos parámetros: rango de dosis, adsorción, estabilidad, distribución, metabolismo, secreción, niveles plasmáticos, etc. Además se realizan estudios de toxicidad aguda y crónica, y se determina el posible efecto en la reproducción y la progenie. Estos estudios requieren unos tres o cuatro años y sólo uno de mil compuestos pasa a la siguiente etapa: los ensayos clínicos.

Sólo uno de cada mil sustancias pasa a la siguiente etapa: los ensayos clínicos

Se necesita la aprobación de la Agencia Europea para la Evaluación de Medicamentos (EME) o de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos. Los estudios clínicos se dividen en tres fases. En la fase I se valida su seguridad y eficacia y se determina su mejor ruta de administración o la existencia de efecto adversos. Estos estudios requieren uno o dos años. Sólo uno de cada tres compuestos pasa a la siguiente etapa, los estudios clínicos de fase II. Esta fase establece la eficacia real del fármaco y se desarrolla en grupos homogéneos de pacientes voluntarios; se define la dosis mínima efectiva y la dosis máxima tolerada, y se monitorizan detalladamente posibles efectos secundarios. Un tercio de las moléculas tampoco supera esta fase. Los dos tercios restantes entran en los estudios clínicos de fase III. A estas alturas se pretende determinar su eficacia en un amplio espectro de la población, lo que implica ensayos multicéntricos, de larga duración. Estos estudios requieren de dos a cuatro años y permiten la aprobación de dos de cada tres fármacos.

Tras una evaluación minuciosa de los resultados, la EMEA o FDA dictaminan si el fármaco es apto para su comercialización. Aun así, el trabajo continúa. Cada fármaco esta sujeto a vigilancia; se estudian sus efectos a largo plazo o la posible aparición de nuevos efectos secundarios.

Hoy en día hay muchos desafíos. El tratamiento de las enfermedades crónicas o degenerativas son algunos de ellos; otros implican mejorar el coste-beneficio, el tiempo de desarrollo, la distribución a países menos desarrollados y la identificación de fármacos para aquellas enfermedades consideradas raras.