Publicado: 24.11.2014 10:14 |Actualizado: 24.11.2014 10:14

FCC negocia ahora con Slim tras no lograr un pacto con Soros para entrar en el capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

FCC negocia con la familia Slim la venta de derechos de suscripción de la ampliación de capital en el grupo de construcción y servicios, tras finalizar sin acuerdo la exclusiva concedida a Soros Fund, del multimillonario estadounidense George Soros, para ganarle como nuevo socio estratégico en la compañía, según ha anunciado este lunes la empresa controlada por Esther Koplowitz.

Tras no fructificar el acuerdo con Soros Fund, FCC ha explicado que B-1998, sociedad intrumental con la que la empresaria controla el 50,1% del grupo, ha iniciado ahora las negociaciones exclusivas con la familia del multimillonario mexicano Carlos Slim para la eventual adquisición de los derechos de suscripción que le corresponden en el marco de la ampliación de capital aprobada por la junta el pasado jueves. En concreto, Koplowitz está negociando la venta de derechos de la ampliación de FCC con Control Empresarial de Capitales, sociedad perteneciente en su integridad a Inmobiliaria Carso, que a su vez está controlada por la familia Slim.

FCC aprobó en su ultima junta de accionistas el pasado 20 de noviembre la ampliación de capital de 1.000 millones de euros que permitía al grupo reducir deuda y recapitalizarse y, además, dar entrada a su accionariado al inversor de origen húngaro George Soros, con una participación del 25%. Días antes, el pasado 14 de noviembre, Koplowitz alcanzó un acuerdo con Soros por el que vendería al inversor los derechos de asignación de acciones que le corresponden en la ampliación. Los detalles de esta ampliación, pieza clave para la reestructuración de la deuda de FCC, se esperan para esta semana, tras su aprobación en junta de accionistas el jueves pasado.

Ahora, con las conversaciones ahora centradas en el magnate mexicano Carlos Slim como posible nuevo socio estratégico, la ampliación de capital tendrá que esperar. Además, la no ejecución de la ampliación aplaza también el acuerdo de refinanciación que la empresa había alcanzado con los bancos incluyendo un sustancial recorte en los intereses y una quita de 135 millones de euros. Con una patrimonio negativo de 485,7 millones de euros a finales de septiembre, la ampliación de capital es vital para FCC, cuya deuda financiera asciende a 6.431 millones de euros, con intereses en algunos tramos de más del 13%.

Esther Koplowitz debe vender los derechos que le corresponden en la ampliación del grupo para cumplir con lo acordado con sus bancos en el acuerdo que cerró recientemente para reestructurar su deuda personal, la vinculada a su inversión en la compañía. Estaba previsto que Soros se hiciera con los derechos de suscripción correspondientes a Koplowitz por cerca de 150 millones de euros y que, además, inyectara 500 millones en la ampliación de capital de 1.000 millones que el grupo tiene previsto ejecutar. Tras la ampliación de capital, B-1998, de la que la ejecutiva controla el 89,65% del capital, reducirá su peso en el grupo constructor y de servicios al 25%. Koplowitz ya ha llegado a un acuerdo con la familia Martínez Zabala, dueña de Bodegas Faustino, y Caixabank para facilitar su salida de B-1998.

FCC ha bajado un 3,814% en la sesión de Bolsa de este lunes, a raíz de la noticia del fracaso de las negociaciones con Soros.