Publicado: 23.06.2014 19:40 |Actualizado: 23.06.2014 19:40

FCC prevé obtener 300 millones con la venta de Globalvía y Realia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

FCC prevé obtener unos 300 millones con la venta de las participaciones que tiene en la inmobiliaria Realia y en el grupo de concesiones Globalvía, que espera materializar en lo que queda de año. La compañía de construcción y servicios controla junto con Bankia estas dos empresas, y ambos socios han puesto en marcha ya el proceso para cerrar la venta de las mismas este año.

La venta de Realia y Globalvía copa el grueso de las desinversiones por valor de 501 millones que FCC espera culminar dentro del ejercicio 2014 para poner así fin al plan de ventas de activos que lanzó a comienzos de 2013. Este plan de desinversiones por valor total de 2.200 millones de euros constituye a su vez uno de los ejes del plan de ajuste que FCC puso en marcha para recortar su deuda y volver a beneficios. Además de Realia y Globalvía, FCC espera obtener otros 201 millones por la venta de su participación en Yoigo, y de activos inmobiliarios y de la filial británica FCC Environmental.

Durante su intervención en la junta de accionistas de FCC, su vicepresidente y consejero delegado, Juan Béjar, aseguró que este plan de venta de activos está ya ejecutado en un 77%. El directivo del grupo de construcción y servicios asegura que la compañía cuenta con capacidad para volver a invertir en proyectos de crecimiento tras dar por culminado el proceso de ajuste y saneamiento que ha llevado a cabo en el último año. La junta de accionistas del grupo ratificó el acuerdo de refinanciación de 4.512 millones de euros, el grueso del pasivo total, que la compañía acordó con sus bancos el pasado mes de marzo.

Una vez prácticamente cerrado el plan de ajuste, el primer ejecutivo de FCC anunció una nueva etapa que se centrará por la inversión en proyectos que contribuyan a elevar el beneficio bruto de explotación (Ebitda), la internacionalización de los negocios de servicios medioambientales y de agua, y la continua reducción de su endeudamiento hasta que se sitúe por debajo de la cota de los 4.000 millones de euros (menos de cuatro veces el Ebitda). De esta forma, FCC prevé que ya en 2014 su Ebitda crezca un 20%, de forma que se situará en unos 865 millones de euros, y que los ingresos progresen un 5% y rebasen de nuevo la cota de los 7.000 millones de euros.

A medio plazo, el grupo prevé que su Ebidta recupere los 1.000 millones de euros de Ebitda en el horizonte de 2016, lo que supone un crecimiento del 44% respecto a 2013. Los ingresos ascenderán a 7.660 millones ese año, un 14% más en comparación al pasado ejercicio.

Las actividades de servicios y agua aportarán el 71% del Ebitda en 2016, por delante de la de construcción. Esta división se enfocará también al crecimiento internacional, si bien de forma selectiva, para optar sólo a grandes proyectos que generen rentabilidad. La mejora de la rentabilidad de todas las operaciones y la generación de caja constituirán "objetivos irrenunciables" de la nueva etapa de crecimiento de FCC, según garantizó ante la junta su consejero delegado.

En la junta, la presidenta de FCC, Esther Alcocer Koplowitz, ha agradecido la confianza depositada en el grupo de construcción y servicios por los "relevantes y prestigiosos" inversores que se han incorporado a su accionariado, en referencia a Bill Gates y George Soros. "Deseamos agradecer muy sinceramente su confianza en FCC y les damos nuestra más cordial bienvenida", indicó Alcocer Koplowitz durante su intervención ante la junta de accionistas de la compañía. La presidenta del grupo considera un factor de "confianza" el hecho de que "en los últimos meses se hayan incorporado al accionariado de FCC los más relevantes y prestigiosos inversores, tanto nacionales como internacionales".

Bill Gates se convirtió en octubre de 2013 en segundo mayor accionista de FCC al tomar un 5,7% de su capital comprando títulos de autocartera de la compañía que controla Esther Koplowitz. Posteriormente, a finales de año transcendió que George Soros contaba con una participación algo inferior al 3% del grupo tras comprar parte de un pequeño paquete de acciones que vendió Koplowitz. En la actualidad, según fuentes del sector, Soros está interesado en convertirse en socio relevante de Esther Koplowitz en el capital de FCC y ha propuesto adquirir parte de la deuda que la empresaria tiene ligada a su participación de control en el grupo de construcción.

Durante su intervención en la junta del grupo, la presidenta de FCC dedicó unas emotivas palabras para la "dedicación" y el "compromiso" de su madre y primera accionista de la compañía para con el grupo. Asimismo, Esther Alcocer Koplowitz destacó la "determinación y la valentía" del grupo a la hora de "adoptar las medidas extraordinarias que el momento imponía", en referencia al plan de ajuste que FCC lanzó a comienzos de 2013 para reducir su endeudamiento y volver a beneficios, un plan que actualmente está prácticamente culminado.