Público
Público

La federación francesa expulsa a Anelka del Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El delantero francés Nicolas Anelka fue expulsado el sábado del equipo que disputa el Mundial de Sudáfrica por insultar a su técnico Raymond Domenech y negarse a pedir disculpas, dijo la Federación Francesa de Fútbol (FFF).

El delantero insultó al entrenador de forma grosera en el descanso del partido en el que la selección francesa cayó por 2-0 ante México el jueves en Polokwane.

"Los comentarios realizados por Nicolas Anelka hacia el entrenador nacional Raymond Domenech son totalmente inaceptables para la Federación Francesa de Fútbol, el fútbol francés y los valores que defiende", dijo la FFF en un comunicado.

El presidente de la FFF, Jean-Pierre Escalettes, decidió expulsar al delantero después de que Anelka, que abandonó el sábado el centro de entrenamiento de la selección francesa en Knysna, dijo que no se disculparía, señaló el comunicado.

La medida era esperada después de que Anelka no asistiese al entrenamiento del sábado y de que un portavoz del equipo dijese que el capitán de Francia, Patrice Evra, realizaría unas declaraciones.

Los insultos de Anelka hacia Domenech ocurrieron después de que el entrenador criticase la actitud del jugador en el terreno de juego ante México antes de decidir sustituirlo de cara al segundo tiempo.

El jugador reconoció que había tenido un intercambio de palabras con Domenech pero negó haber dicho los insultos que le habían atribuido.

"Tengo mucho respeto por Francia y por todos mis compañeros, insisto en ello. Quiero dejar claro que las palabras publicadas no fueron las mías", fue citado el jugador en la página web del periódico France Soir (www.francesoir.fr).

"Sí, tuve una acalorada conversación con el entrenador en el vestuario, entre el técnico y yo, frente a mis compañeros y los miembros del equipo. Nunca debería haber salido de allí (la conversación)", añadió el futbolista.

FUERTES CRÍTICAS

El jugador de 31 años, que ha marcado 14 goles en los 71 partidos que ha jugado con "Les Bleus", había sufrido duras críticas por parte de los medios franceses por sus decepcionantes actuaciones en los partidos de preparación y en el empate 0-0 con Uruguay en el debut del equipo en el Mundial.

Sin embargo, Domenech había mantenido su confianza en Anelka en detrimento de Thierry Henry, máximo goleador de la historia de Francia con 51 goles en 122 partidos, que se quedó fuera de la formación inicial en los dos partidos que el equipo ha jugado en el torneo.

Con los insultos hacia Domenech, Anelka recordó a Eric Cantona, que llamó "cabrón" al seleccionador Henri Michel en 1988 y no volvió a jugar con su selección durante varios meses.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo al ser preguntado horas antes de la expulsión de Anelka del equipo que "si las palabras que salieron en la prensa esta mañana son ciertas, son inaceptables. Inaceptables".

La ministra francesa de Deportes, Roselyne Bachelot, también ha reaccionado a la noticia, pidiendo a los jugadores galos que muestren mayor dignidad.

"La elevada presión a la que se encuentran sometidos 'les Bleus' no les autoriza de ninguna manera a cometer estos errores", dijo Bachelot en un comunicado.

"Los jugadores deben tener en cuenta que están vistiendo los colores de Francia y que son un modelo de conducta para los jóvenes. Esto les obliga a actuar con cabeza y dignidad", proseguía el comunicado.

El ex delantero de la selección francesa Just Fontaine, que marcó el récord de 13 goles en el Mundial de 1958, dijo que Anelka debía ser sancionado inmediatamente.

"Lo que está ocurriendo en la selección francesa es deplorable y lamentable", dijo Fontaine a Reuters. "Anelka debe ser expulsado", añadió.