Público
Público

Federer comienza y termina 2008 de igual modo, complicado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El triunfo de Novak Djokovic en la Copa de Maestros marcó el final de Shanghái como sede del torneo después de cuatro años y también podría haber bajado el telón a la era de Roger Federer en el certamen que cierra la temporada.

Federer había jugado las siete ediciones anteriores de la Copa de Maestros y disputado las últimas cinco finales. Solo perdió en 2005, cuando venció el argentino David Nalbandian, que remontó para vencer al suizo, quien estaba lesionado, en un "tie-break" en el quinto set.

Esta semana, sin embargo, el ganador de 13 torneos del Grand Slam sufrió su primera eliminación en la fase de grupos del torneo, al estar afectado por dolencias físicas y una enfermedad, y perder en un titánico duelo frente al escocés Andy Murray.

El traspiés ante Murray fue la decimoquinta derrota de Federer en una temporada en la que Rafael Nadal le arrebató el número uno del ranking mundial y también su amado título del abierto británico en Wimbledon, donde el español venció al suizo en la final.

Esto generó especulaciones sobre que 2008 podría haber significado el principio del final para la hegemonía de Federer en el circuito masculino.

"El punto es que él es uno de los mejores, e incluso el mejor jugador tal vez, que este deporte haya tenido (en su historia)", dijo el número tres del mundo, Djokovic, quien quedó a sólo 10 puntos de Federer en el ranking de la ATP tras su victoria del domingo.

"Pero llegó a un cierto punto en el que algunos jugadores comenzaron a ganarle y entonces uno pierde un poco de confianza con las derrotas. Los otros jugadores empiezan a pensar más en que pueden ganar", agregó.

El serbio consideró que Federer afronta "un gran desafío" el año que viene, en busca de una recuperación.

"Aún no está todo perdido. Roger es el segundo del mundo y tratará de volver al primer puesto el año próximo", señaló.

LESIÓN EN LA ESPALDA

Federer, quien empezó la temporada con un cuadro de fiebre glandular y la terminó en Shanghái afectado por una lesión en la espalda y un malestar estomacal, procuró mirar con ojos positivos su undécima campaña como profesional.

"Estoy contento de haber podido ganar el Abierto de Estados Unidos por quinto año consecutivo. Espero ir en busca del sexto el año próximo", comentó.

"Ha sido un bueno año, aunque complicado al principio y complicado al final. Por eso tengo un poco de sentimientos encontrados. Pero pienso que me da la oportunidad de empezar todo de nuevo el año que viene", agregó.

El número cuatro del mundo, Murray, quien también busca acercarse a Nadal y a Federer en el escalafón mundial, dijo que son prematuras las especulaciones sobre un ocaso del período dorado del suizo en el circuito.

"Aún es un gran jugador. Nadal ha tenido uno de los mejores años de los últimos 20 en el tenis e incluso así no se alejó tanto (en el ranking mundial)", comentó el escocés.

"Quizá perdió algunos partidos más que de costumbre, pero no es una gran sorpresa. Por lo general, sólo pierde unos siete partidos por año, lo que es ridículo", remarcó.

El ruso Nikolay Davydenko, finalista el domingo en la Copa de Maestros, consideró que la nueva generación de jóvenes tenistas como Djokovic y Murray, ambos de 21 años, representan una amenaza para Federer, sobre todo cuando el suizo no está al 100 por ciento físicamente.

Davydenko, número cinco del mundo, consideró que Federer -de 27 años- "no puede jugar bien toda la vida".

"Están surgiendo algunos jugadores realmente buenos, de 21 ó 22 años. Son rápidos, tienen una muy buena concentración y están mejor físicamente" dijo.

La Copa de Maestros se disputará en Londres en año que viene y el estadio Qi Zhong albergará un nuevo torneo por la Serie Masters de la ATP.