Público
Público

Feijóo, dispuesto a investigar la gestión de las cajas pero no ahora

El presidente de la Xunta cree que una investigación podría "intoxicar el nacimiento de una esperanza financiera en Galicia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado su disposición a investigar la gestión de las cajas de ahorros gallegas, pero no en este momento.

En declaraciones a la Cadena Ser, Feijóo ha afirmado que el Partido Popular 'estará a favor de investigar la gestión de las cajas, pero no va a jugar a intoxicar el nacimiento de una esperanza financiera en Galicia'.

De ahí que haya opinado que la investigación, reclamada ya por el BNG y el PSdeG, tendrá lugar 'cuando se consolide el nuevo banco', ya que, a su juicio, su puesta en marcha podría verse 'contaminada por las investigaciones sobre el pasado'.

El presidente gallego ha vuelto a señalar además al Banco de España al señalar que comparte el estupor de los gallegos por las indemnizaciones 'impropias, excesivas e inadmisibles' de los directivos de Novacaixagalicia y ha exigido al organismo financiero que ejerza sus competencias para dejarlas sin efecto, negando al mismo tiempo las de la Xunta de Galicia. 'Si la Xunta tuviera competencias al respecto hoy ya estaría notificada la decisión del Gobierno gallego para devolver esas indemnizaciones'.

La investigación empezará, según Feijóo, 'cuando se consolide el nuevo banco'

A Feijóo le parece asimismo 'sorprendente que los que saben lo que pasó se hagan los locos y pidan que se investigue lo que ellos mismos advirtieron'.

Sobre la absorción del Banco Pastor por el Popular, ha señalado que la Xunta va a seguir con atención el proceso porque se trata 'de un banco que tiene domicilio en Galicia y una Fundación importante', si bien ha agregado que es una operación entre dos entidades que cotizan en bolsa y 'les corresponde a los accionistas tomar las decisiones'.

Hace una semana se supo que Novacaixagalicia pagó prejubilaciones millonarias a su antiguo Consejo. El exdirector general de la entidad antes del desembarco de José María Castellano, José Luis Pego, habría superado los siete millones de euros en concepto de prejubilación e indemnización.

El exdirector general adjunto de la oficina de integración, Óscar Rodríguez Estrada, superaría los cinco millones y el exresponsable del grupo inmobiliario, Gregorio Gorriarán, habría percibido más de cuatro millones, lo mismo que Javier García Paredes, exdirector adjunto de la entidad.