Público
Público

Feijóo era el único portavoz que usaba un coche gratis total

Los líderes de PSOE y BNG en la Cámara sólo tuvieron opción de compra de un vehículo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alberto Núñez Feijóo ha disfrutado desde 2006, cuando fue aupado al liderazgo del PP gallego, de una ventaja exclusiva: era el único líder parlamentario que disponía de un vehículo “prestado” por la factoría PSA Peugeot Citroën de Vigo. Los portavoces en la Cámara autonómica de PSOE (Ismael Rego) y BNG (Carlos Aymerich) nunca tuvieron a su disposición un vehículo cedido por la empresa más importante de Galicia. Así lo han confirmado ambos a Público.

Citroën procuró a Feijóo un Peugeot 607 hace tres años “en calidad de presidente del Grupo Parlamentario Popular”, había explicado una portavoz del partido a este diario. Se trataba, añadió, de “un préstamo a una institución, como se presta a otras instituciones, caso del Ayuntamiento de Vigo o la Diputación de Pontevedra”. En caso de que el Grupo Popular fuese una institución, ¿por qué no hubo una cesión similar a los grupos de BNG y PSOE? Este periódico intentó contactar, sin éxito, con algún responsable de la compañía que explicase la diferencia de criterio.

El problema es que los grupos parlamentarios no son una institución. Lo es el Parlamento gallego, o la Xunta, pero no un grupo que, como lo asume el Reglamento de la Cámara –y de todas las asambleas legislativas–, es una forma de organización de los diputados para acceder a los recursos y articular el trabajo parlamentario.

Feijóo usaba el 607 “prestado, a nombre de Citroën”, aunque su grupo corría con “todos los gastos de mantenimiento”, desde el seguro a la gasolina o el chófer. “Nunca” utilizó el único Audi A6 que el Parlamento pone a disposición de los portavoces de los tres grupos, previa solicitud.

Rego recordaba ayer que en la última legislatura de Manuel Fraga (2001-2005) se consiguió que la Cámara aumentase la subvención a los grupos para que estos, si querían, comprasen un coche.

“Adquirimos un 607 el 5 de abril de 2002 en un concesionario de Santiago, con mediación de la fábrica de Vigo. Nos salió por 38.890,41 euros, y aún pagamos una letra de 565,36 euros”, relató. “¿Por qué se le presta a Feijóo y se nos cobra a nosotros? ¿Y lo acepta por qué? Ni se nos habría ocurrido al PSdeG. ¿Y a cambio de qué? Con mayor razón se lo regalarán ahora, cuando sea presidente de la Xunta”. El portavoz socialista le exigió que explique “cuanto antes” la “situación fiscal” del coche y “la relación con Citroën”. Ayer, en el PP decían ignorar si Feijóo ha declarado el Peugeot a Hacienda. “Me sorprende su desparpajo, y que no haya dicho nada. Veo cierto tufillo”, afirmó Rego.

En el BNG, Aymerich pidió respuestas a las “preguntas que todo el mundo se hace”. Y citó: “¿Un político debe aceptar regalos? ¿Con qué contraprestración? ¿Debemos creer que es un préstamo y punto? Es un escándalo que se nos oculte esta presunta irregularidad. Casa mal con la austeridad que ha predicado”. Aymerich subrayó que su grupo no ha comprado ningún vehículo.

Fuentes del PP, consultadas por este diario, no pudieron precisar si su grupo adquirió un coche. Añadieron que el portavoz en la pasada legislatura, Manuel Ruiz, “solía conducir su vehículo y usó muy ocasionalmente el del Parlamento”.

Feijóo ha prometido “andar en un Citroën”. Fuentes de la Xunta recordaron ayer que el próximo presidente deberá convocar un concurso público para adjudicar el coche oficial al tratarse de un contrato mayor de 18.000 euros. No podrá darlo sin más, a dedo.

 


En el PP gallego citaron el “préstamo” al Concello de Vigo y la Diputación de Pontevedra. Hay diferencias.

En la Diputación explican que Citroën cede tres C5, uno para el presidente del órgano, Rafael Louzán (PP), y los otros “para los cinco vicepresidentes o algún jefe de servicio”. Al cabo de “15.000 ó 20.000 kilómetros”, el coche se devuelve a la fábrica, que lo pone a la venta. La Diputación corre con los gastos. “Se nos da como institución, no a la persona. Y no hay contraprestación”. ¿Un grupo parlamentario es una institución? “No”, responden fuentes de la Diputación.

En Vigo, situación similar. “Desde hace años se llegó a un convenio con Citroën: la fábrica cedía al alcalde un coche [hoy, un C6] que renueva cada ocho meses y luego se vende. Lo hace como máximo dignatario de la ciudad, para promocionar la marca. Todos los demás coches son Citroën, comprados o de alquiler”, relatan fuentes próximas al alcalde, Abel Caballero (PSOE).