Público
Público

Felipe González asegura que "lo de ayer no es tolerable desde el punto de vista democrático"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado hoy que, aunque se debe prestar atención a algún componente del Movimiento del 15-M "en su origen", lo ocurrido ayer frente al Parlamento de Cataluña "no es tolerable desde el punto de vista democrático".

En declaraciones a la cadena Ser recogidas por Efe, González ha señalado que las imágenes de los "indignados" frente al Parlament le produjeron "tristeza" y ha añadido que si el Movimiento del 15-M hubiera "identificado" dos o tres objetivos "dando un carácter exclusivamente pacífico" a sus movilizaciones se "hubiera excluido la cantidad de disparate que estamos viendo y que preocupa a los que lo pusieron en marcha".

Tras considerar necesario "analizar las razones de la protesta" y no "simplificar", González ha arremetido contra los que critican al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por lo ocurrido ayer en Barcelona cuando no tiene competencias sobre los Mossos de Esquadra.

El expresidente ha hecho hincapié en que lo ocurrido ayer fue una "falta de respeto" a la democracia y ha recalcado que "la fuerza pública está para garantizar el orden público y el ejercicio de las libertades".

"Éstos no lo han respetado", ha continuado González en alusión a los convocantes de la protesta frente al Parlament a los que ha recordado que "tampoco vale convocar manifestaciones y luego no hacerse responsable" de lo que ocurre.

Preguntado por si pueden tomarse medidas para mejorar la democracia, González ha respondido que "algunos movimientos se pueden hacer" y ha señalado que "hace muchos años" que cree que abrir las listas electorales "para tachar al que no le gusta" al elector "no debilita las estructuras de los partidos sino al contrario".

Asimismo, ha dicho que hay que "mejorar" la lucha contra la corrupción "y hacerlo sistemáticamente", aunque el electorado cuando se expresa, como lo hizo el pasado 22 de mayo, no haya sido "muy exigente" en esta materia.

Sin embargo, ha dicho que algunas de las recomendaciones del Movimiento del 15-M "no tienen consistencia" como pasar de una democracia representativa a una democracia directa. En ese sentido, ha puesto como ejemplo el Estado de California, en Estados Unidos, y ha dicho que es "ingobernable".