Público
Público

Felipe González sitúa el origen de la crisis en "el casino financiero sin reglas"

El ex presidente aboga por educar a los jóvenes "para ganar el presente y el futuro"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno español Felipe González ha afirmado que Latinoamérica tiene la 'tarea fundamental' de 'entrenar y educar' a la generación del Bicentenario de las independencias 'para ganar el presente y el futuro'.

El continente, dijo González, debe darle a sus jóvenes 'el coraje y la potencia que tienen sus países desde el punto de vista material, y abrirles todas las posibilidades para afrontar el siglo', en un momento histórico -dijo- en el que por primera vez, en cuanto al conocimiento digital, son 'los hijos los que educan a sus padres'.

El ex gobernante (1982-1996) pronunció una conferencia en el seminario Las independencias latinoamericanas: reflexiones compartidas, organizado por la Fundación socialista IDEAS en la madrileña Casa de América, en la que destacó los diferentes 'estados de ánimo' con que las diferentes zonas del mundo asumen la actual situación crítica en lo económico y lo social.

Según el ex presidente y embajador extraordinario para el bicentenario de las independencias americanas, el problema de las sociedades actuales es que no cuentan con un 'libreto' apropiado para afrontar 'el punto de inflexión irreversible que es la globalización'.

'Ante esta situación de crisis global lo que se necesitan son respuestas globales'

Por eso, según González, es necesario que la sociedad sea 'creativa y leal a los principios que inspiran la acción, y versátil con los instrumentos necesarios para abocar los proyectos de futuro'.

El ex gobernante español ha afirmado que la crisis actual 'es probablemente la más grave' desde los años 30 del siglo pasado, y añadió que la recesión es consecuencia de una crisis financiera en la que el sistema económico ha funcionado 'como un casino financiero sin reglas'.

'Ante esta situación de crisis global lo que se necesitan son respuestas globales', dijo González, y criticó a quienes ahora llaman 'a recuperar la senda del crecimiento y de la prosperidad', pues, en su opinión, eso generaría una nueva crisis.

'Ya sabemos -señaló el ex presidente- donde termina esa senda de la prosperidad...' cuyo desastre ha hecho que 'los que eran medio pobres han quedado pobres y los que eran pobres están en la más solemne de las pobrezas'.

La opción es reformar el sistema de modo que la recuperación sea racional y sostenible en el tiempo y conseguir 'un estado de ánimo proyectado hacia el futuro', según el ex gobernante.

Como el caso de los países asiáticos, India, China o Vietnam, donde, según González, no les interesa perder el tiempo en disquisiciones sobre el pasado: 'El convencimiento general es que el pasado es mucho peor que el presente y el futuro'.

El ex presidente español aludió al contraste de Oriente con el de 'la Europa exitosa', donde 'piensan en lo que fueron, saben que no lo volverán a ser y no saben qué serán', con motivos preocupantes como una demografía muy negativa que augura en las próximas décadas 'una persona activa por cada pasiva'.

'En la Europa exitosa piensan en lo que fueron, saben que no lo volverán a ser y no saben qué serán'

Ahí radica, dijo González, la mayor ventaja de Latinoamérica; su población joven, que no pasará a ser carga demográfica hasta dentro de 40 años. 'Un tiempo que es fundamental para aprovechar la oferta de la sociedad del conocimiento y ganar la apuesta del futuro'.

Destacó la situación actual de países como Brasil y Chile frente a otros 'mucho más preocupados por encontrar a los responsables de lo que no fue, antes que en encontrar las vías de respuesta al presente y al futuro'.

En opinión del ex presidente, en el diseño del 'libreto' para el siglo veintiuno, Latinoamérica necesita mecanismos de integración real -'una carretera integra más que veinte discursos'-, estrategias modernizadoras del Estado, transparencia y eficiencia.