Publicado: 11.06.2014 14:40 |Actualizado: 11.06.2014 14:40

"Felipe VI es represión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La protesta consistía en rodear el Congreso, pero ni siquiera han podido permanecer junto a las vallas que impedían el acceso a Carrera de San Jerónimo. Mientras el bipartidismo apuntalaba la monarquía borbónica en el Parlamento, cientos de personas han intentado sumarse a la reivindicación de la Coordinadora 25-S, para exigir un referéndum que permita a la ciudadanía decidir sobre el modelo de Estado, y que la Policía ha obligado a desplazarse a más de un centenar de metros del acceso a Neptuno.

Cerca de cincuenta furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y una docena de policías a caballo se han desplegado en los alrededores del Congreso, mientras el helicóptero sobrevolaba la zona; un despliegue orquestado por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, que para muchos de los asistentes ha sido "absolutamente desproporcionado", teniendo en cuenta el carácter pacífico de la protesta, y que muchos de los presentes era trabajadores de prensa.

Los agentes han obligado a retroceder a los manifestantes entre empujones, aunque muchos eran personas mayores

Entre empujones y forcejeos, varias decenas de agentes de la UIP han cercado a los manifestantes, aunque muchos eran personas mayores. "¡Felipe VI es represión!", era una de las consignas de quienes han clamado por la proclamación de una república y han increpado a los policías que estaban vulnerando su derecho a la libre expresión y manifestación.

"Es un triunfo del pueblo esta represión, significa que no quieren que el pueblo exprese que no quiere esta transición, que tienen miedo", asegura a Público Miguel, que prefiere no revelar su apellido. "Ni siquiera nos han dejado acercarnos a la plaza, nos han dicho que la manifestación era ilegal porque no estaba comunicada a la Delegación del Gobierno", denuncia René Otaduy, de la Coordinadora 25-S.

La información de Otaduy ha sido confirmada por un agente de la UIP, que ha reconocido a este medio que no estaban dejando acceder a la plaza a los manifestantes, porque la protesta no había sido comunicada formalmente. "Si no sabían nada de la manifestación, ¿de donde sale este despliegue?", cuestiona el activista, recordando que existen varios precedentes de sentencias judiciales que han primado el derecho a la manifestación frente a la obligatoriedad de comunicar las movilizaciones.


"No dejaban acercarse a quienes llevaban banderas", asegura Daniel -que tampoco quiere desvelar su apellido-. Junto a el, Otaduy y otros tantos han conseguido esquivar los controles policiales para sumarse al resto de manifestantes, mientras los agentes apartaban a los trabajadores de prensa e identificaban al menos a un par de asistentes, que aseguran haber sido multados.

Los empujones de los agentes han llevado al grueso de los manifestantes hasta el centro del paseo del Prado, frente al Ministerio de Sanidad, donde han permanecido cerca de tres cuartos de hora, para después marchar hasta Sol, donde la concentración se ha disuelto.

"¿Qué derecho tiene el rey a dejar a su hijo, cuando él no ha sido elegido, cuando juró el Movimiento Nacional?" Los próximos pasos a dar por los asistentes a esta protesta serán debatidos en la asamblea de este domingo en el Retiro, a las 12.30, antes de volver a darse cita el día 19 a las 12 de la mañana en Sol, coincidiendo con la ceremonia de coronación del nuevo rey."Felipe el Breve", como lo apodan.

"Estoy aquí porque quiero la república", afirma María -nombre ficticio-. "Cuando peor se ha vivido en este país ha sido con la monarquía, mientras ellos construían palacios y el pueblo firmaba con el dedo. Somos unos cagaos, me avergüenza ser española. ¿Cómo no les da vergüenza estar con oros y coronas cuando hay niños sin comida?", critica.

Como ella, varios asistentes insistían en el derecho ciudadano a decidir sobre el modelo de Estado, y despreciaban la votación que paralelamente se estaba celebrando en el Congreso. "Han dado un golpe de Estado", denuncia Daniel, en relación a la actuación de los partidos mayoritarios este mismo miércoles. "Podemos les ha pegado un buen golpe, el proyecto de Bildu y otras fuerzas sigue adelante, el régimen se cae",asegura.

"¿Qué derecho tiene el rey a dejar a su hijo, cuando ni siquiera él ha sido elegido, cuando juró el Movimiento Nacional?", cuestiona. "Esto es una dictadura, la de Franco con los reyes, que están haciendo lo que les da la gana", insiste María, que no tiene muy claro que esta acción vaya a servir para algo, pero asegura que "hay que salir a la calle por la república".