Público
Público

Fèlix Millet: "Espero que todo se aclare de una vez"

El principal imputado por el expolio del Palau de la Música acude por segunda vez al Juzgado número 30 de Barcelona a firmar la comparecencia mensual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Espero que todo se aclare de una vez'. Con estas palabras dirigidas a la prensa, en su segunda comparecencia mensual ante el Juzgado que investiga el desvío de fondos del Palau de la Música, ha roto este lunes Fèlix Millet el silencio que mantenía desde que se inició la causa contra él.

El principal imputado por el expolio del Palau de la Música ha acudido hoy por segunda vez al Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona, acompañado de su abogado Jordi Pina, a firmar la comparecencia mensual que le impuso la Audiencia de Barcelona para garantizar que no eludirá la acción de la Justicia.

Un séquito de cámaras y periodistas ha acorralado a Millet a su salida del Juzgado, en un revuelo mediático que contrastaba con la solitaria tranquilidad con que hoy ha comparecido a firmar Lluís Prenafeta, ex secretario de la Generalitat y que también está en libertad provisional tras haber permanecido en prisión preventiva por otro caso, el 'Pretoria', sobre una trama de corrupción urbanística.

La fortuna ha querido que Millet y Prenafeta, estandartes de los dos grandes casos de corrupción que en los últimos meses han enfangado el oasis catalán, coincidieran hoy en los Juzgados para firmar sus comparecencias periódicas.

'Yo sólo vengo a firmar, soy un ex prisionero'

Prenafeta, a quien el juez Baltasar Garzón dejó en libertad bajo fianza de un millón de euros, ha entrado en los Juzgados pulcramente vestido, ajeno a los medios de comunicación que esperaban a Millet, y, a preguntas de los periodistas, se ha limitado a contestar serenamente: 'Yo sólo vengo a firmar, soy un ex prisionero'.

No sólo el seguimiento mediático, sino también el aspecto del que fuera mano derecha de Jordi Pujol contrastaba con el de Millet, que hoy ha mostrado su perfil más desaliñado desde que se inició la causa contra él: ha adelgazado, lleva barba y ha cambiado su clásica americana por un jersey de punto de lo más 'casual'.

Tras la firma en el Juzgado, un Millet de rostro compungido ha roto por primera vez su silencio y ha contestado a los periodistas que le preguntaban cómo se encontraba: 'bueno...Espero que todo se aclare de una vez'.

Además, acerca de la posibilidad de que el juez lo llame a declarar de nuevo para interrogarle sobre la malversación de fondos públicos que revelaron las auditorías, el que fuera máximo dirigente del Palau de la Música ha aseverado, con la mirada fija en el horizonte: 'yo, siempre que me cite, iré'.

Fèlix Millet y su mano derecha Jordi Montull están en libertad provisional, aunque con los pasaportes retenidos por orden del juez desde que el pasado mes de octubre declararon como imputados, una decisión que la Audiencia de Barcelona confirmó después aunque les obligó a comparecer mensualmente en el Juzgado para garantizar su permanencia durante la instrucción del caso.