Publicado: 17.10.2014 10:45 |Actualizado: 17.10.2014 10:45

Lo femenino deja de ser "débil" y "endeble" para la RAE

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

La sexta acepción de "femenino" en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) es "débil, endeble". Y en la tercera definición de la palabra "masculino" aparecen los conceptos "varonil" y "enérgico". Editado en 2001 y actualizado cinco veces desde entonces, ha sido necesaria una sexta revisión para eliminar del diccionario tales significaciones.

"Se suele decir que la RAE va por detrás de la sociedad porque recoge los usos del lenguaje, es decir, los cambios que ya están asentados, pero estas acepciones deberían haber sido eliminadas hace un siglo", denuncia la directora de la cátedra de Género de la Universidad Rey Juan Carlos, Laura Nuño, que dice estar convencida de que si la RAE definiera "negro" como "esclavo" habría rectificado hace años. ¿Por qué no lo ha hecho hasta ahora en los significados de "femenino" y "masculino"? "Porque el patriarcado está más asentado que el racismo. Porque el racismo se afea y el machismo todavía no", responde Nuño a Público.

Besteiro: "La RAE debería ser más vanguardista y marcar tendencia" En este caso, sin embargo, la RAE no sólo no ajustaba las definiciones de "femenino" y "masculino" a la veracidad sino que, para muchas expertas, estas acepciones estaban al margen de la realidad. "Es lamentable que en 2014, con Merkel en Alemania y Soraya en España, por ejemplo, se asocie lo femenino a lo débil", ejemplifica Nuño, "pero a diferencia de las incorporaciones o las modificaciones en términos tecnológicos o del lenguaje coloquial, este cambio atraviesa la ideología, así que seguro que habrá alguien a quien le siente mal".

Coincide con ella la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, que advierte de la importancia del cambio porque "el lenguaje construye pensamiento". "El papel de la lengua es esencial en la igualdad entre hombres y mujeres e imprescindible para romper roles y estereotipos sexistas", sentencia Besteiro, quien reclama a la RAE un posicionamiento "vanguardista" y que "marque tendencia" en este tipo de conceptos porque "no hacerlo perpetúa las desigualdades y afecta a los derechos humanos".

La federación que preside lleva reclamando estas modificaciones desde 2007 y, aunque celebra el gesto, Besteiro lamenta que las revisiones sólo se hagan si las asociaciones las reclaman.

Ángeles Álvarez, miembro de la Comisión de Igualdad del Congreso y diputada del PSOE, recuerda que Ley Integral contra la Violencia de Género da instrucciones y recomendaciones para fomentar el lenguaje no sexista, sobre todo en la Administración, por lo que celebra que la RAE "empiece a ser sensible a lo que ya está normalizado en la calle". "Los académicos están tomando consciencia no sólo de que el lenguaje asienta la ideología, sino que también la construye, así que bienvenido el cambio, aunque sea tarde".

En esta nueva revisión, la RAE también incorpora la palabra "feminicidio", un neologismo creado a través de la traducción del vocablo inglés femicide que se refiere al asesinato de mujeres por razón de género. La palabra "maricón" dejará de significar "sodomita" y "hombre afeminado" para ser solamente un "insulto grosero". "Sodomita" no será aquel que "comete" sodomía, sino el que la "practica", y se incorporará al diccionario la palabra homófobo: "Dicho de una persona que tiene o manifiesta homofobia".

La nueva edición del diccionario, que tiene 93.111 entradas —8.680 más que la anterior—, no incluye, sin embargo, una de las incorporaciones que las asociaciones de mujeres llevan años reclamando: el verbo "feminizar", dado que sí que se contempla el verbo "masculinizar".