Publicado: 05.03.2014 19:40 |Actualizado: 05.03.2014 19:40

Fernández Díaz califica de "inmoral" criticar a la Guardia Civil por su actuación en Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un mes después de que 15 subsaharianos murieran ahogados al intentar acceder a Ceuta por mar desde Marruecos, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha visitado la ciudad española en el norte de Marruecos. Fernández Díaz ha hecho básicamente dos cosas: ha reivindicado a la Guardia Civil y ha prometido más medios para reforzar la vigilancia en la frontera, entre ellos aumentar el número de agentes.

En una rueda de prensa posterior a su visita a la valla de Ceuta, el ministro del Interior fue categórico al reclamar a los críticos con la actuación de la Guardia Civil que tengan sentido de Estado y no obstaculicen las soluciones a la presión migratoria que sufren las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Es más, el titular de Interior tachó de inmorales a sus críticos: "Es absolutamente injusto e inmoral que se acuse a la Guardia Civil de no respetar los derechos humanos".

"Si quieren contribuir a resolver de verdad ese problema y no quieren hacerlo de forma activa, les ruego al menos que tengan sentido de Estado, sentido común y responsabilidad y no esa actitud no constructiva ni responsable que han adoptado", enfatizó el ministro refiriéndose a los críticos, especialmente al PSOE, que se ha distinguido por su dureza.

En cuanto a la tragedia en sí, el ministro se escudó en la investigación judicial en marcha y declinó pronunciarse de nuevo. "Respetamos absolutamente la actuación judicial y colaboraremos en todo lo que se nos demande por parte de la misma", se limitó a señalar.

El ministro niega "las devoluciones en caliente", pero admite que el Gobierno las agilizará

Fernández Díaz dijo que es "consciente de la presión migratoria existente y de la presión política que existe desde diversos medios y con distintos intereses", pese a lo cual "el compromiso del Gobierno de España con la impermeabilización de las fronteras no se va a modificar", y llamó a sellar un pacto de Estado en materia de inmigración, que saque estas cuestiones del intercambio partidista.

En esta línea, afirmó el ministro que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero le llamó por teléfono y le habló "en estos términos". Sin embargo, Fernández Díaz es consciente de que el PSOE no está muy por labor: "Haría falta que su partido le hiciera caso y tratase la inmigración como lo que debe ser, un tema de Estado". El PSOE ya ha anunciado su intención de reprobrar al ministro. "Habría que preguntarle al PSOE, que ha pedido una comisión de investigación en el Congreso, por qué no la aceptaron cuando ellos gobernaban y se enfrentaban a hechos similares", afirmó el ministro. En su opinión, "no se trata de investigar sino de desgastar al Gobierno". "Creo que están en su derecho como oposición, pero no a costa del fallecimiento dramático de personas humanas y poniendo en cuestión una política que debe ser de Estado", añadió.

Fernández Díaz confirmó que el Gobierno quiere ampliar el espigón fronterizo de la bahía norte, en aguas del Estrecho de Gibraltar, y que destinará otro Módulo de Intervención Rápida (MIR) de los antidisturbios de la Guardia Civil, los GRS, para que su dotación "fija" en la ciudad pase de 40 a 60 efectivos, el equivalente a una Unidad Básica de Actuación (UBA).

La Guardia Civil de Ceuta contará también con un helicóptero con base "permanente" en la ciudad para ayudar a "la detección y disuasión" de los intentos de entrada en grupo. Además, Interior cree que "en semanas" podrá estar instalada una "malla antitrepa' muy eficaz" en las partes más sensibles del perímetro fronterizo local, del que se no se retirará la alambrada con cuchillas mientras nadie presente al Gobierno "una alternativa igual de eficaz". El objetivo declarado de Fernández Díaz es  conseguir "el blindaje de la fachada mediterránea" frente a la inmigración como se hizo con "el blindaje de la fachada atlántica" que redujo la llegada de cayucos a Canarias.

Ceuta contará con 20 agentes más, tendrá un helicóptero  permanente y se instalará una malla antitrepadores en varios puntos de la valla

Además, se impulsará con Marruecos en el ámbito de la comisión bilateral, la realización de obras en su zona de la frontera con Ceuta a fin de que las reformas realizadas para crear un paso de porteadores que sustituya al actual de Buitz (con un coste de 700.000 euros) puedan entrar en funcionamiento. Se han dedicado, además, cerca de 800.000 euros además, en reforzar las líneas del suministro de energía de todo el perímetro fronterizo de Ceuta.

Además, se creará una comisión mixta hispano-marroquí el próximo 26 de marzo para resolver las situaciones litigiosas que se deriven del acuerdo que desde 1992 tienen ambos países sobre el rechazo en frontera.  Según dijo el ministro, en España "la devolución en caliente no existe", aunque afirmó que las va a agilizar.