Publicado: 03.12.2013 18:58 |Actualizado: 03.12.2013 18:58

Fernández Díaz se pregunta por qué un particular puede usar cuchillas en una propiedad privada y el Estado no

El ministro del Interior insiste una vez más en que las concertinas son "elementos de disuasión pasivos y no agresivos". Sus provocadoras palabras contrastan con las de su homóloga comunitaria, Cecilia Malmström, qui

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha cuestionado hoy "cómo se puede entender" que instituciones y particulares usen las concertinas "para proteger que no se entre a propiedades privadas de manera ilegal" y que el Estado "no pueda utilizarlas para proteger nada más y nada menos que las fronteras".

Las provocadoras palabras del ministro conservador contrastan con las de la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, quien considera inútiles las cuchillas de la valla de Melilla, por lo que pidió a las autoridades que lo tengan en cuenta. "La última vez que estuvieron ahí no impidieron a la gente entrar, sino que entró y además sufrió heridas", dijo hoy Malmström en Atenas.

Fernández Díaz, sin embargo, se preguntó por qué el Estado no puede "utilizarlas para proteger, nada más y nada menos, sus fronteras de la intrusión ilegal y masiva de personas que pretenden entrar ilegalmente en su país". El ministro del Interior insistió una vez más en que son "elementos de disuasión pasivos, que tienen por finalidad evitar la intrusión y que no son agresivos". Una percepción contraria a la que sostienen asociaciones, partidos de la oposición y hasta un sindicato de la Guardia Civil, que reconoció estar "harto" de ver a personas desangrarse.

Jorge Fernández Díaz también volvió a echar balones fuera al culpar al Ejecutivo del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero de su instalación, un extremo negado por altos cargos del PSOE, que subrayan que en su día procedieron a su retirada. "Fueron los gobiernos socialistas los que [...] se vieron abocados a tomar esas medidas de seguridad en nuestro perímetro fronterizo", repitió en cambio el ministro.