Público
Público

Fernández se entrevista con Raúl Castro en la víspera de la asunción de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta argentina, Cristina Fernández, se entrevistó hoy con su homólogo cubano, Raúl Castro, en el marco de una visita oficial a la isla que comenzó el domingo y en la víspera de que Barack Obama se convierta en el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

El general Castro la recibió en la tarde en el Palacio de la Revolución de La Habana para tener a continuación una entrevista seguida por la firma de once convenios en terrenos como cooperación en ciencia y tecnología, comercio, salud y energía, dijeron a Efe fuentes argentinas.

Además, se firmó un acuerdo para la creación del centro argentino-cubano de biotecnología aplicada al desarrollo de vacunas y fármacos, y otro sobre cooperación técnica en agricultura, ganadería, alimentos, forestación, biotecnología y desarrollo rural.

Ambos gobernantes presidieron la suscripción de los convenios, que rubricaron los diferentes ministros y responsables sectoriales que acompañan a Fernández en su viaje.

La visita de la presidenta tiene lugar en medio de un despliegue diplomático de varios mandatarios de América Latina, que han viajado a la isla con un mensaje claro al nuevo presidente estadounidense: que ponga fin al bloqueo económico que mantiene contra Cuba desde hace más de 45 años.

A Fernández la precedieron a principios de mes el panameño Martín Torrijos y el ecuatoriano Rafael Correa, y en los próximos meses tomarán el relevo los mandatarios de México, Felipe Calderón; Chile, Michelle Bachelet; Guatemala, Álvaro Colom, y Honduras, Manuel Zelaya.

Fernández, que el domingo paseó por La Habana como parte de una agenda privada, comenzó la jornada del lunes con una ofrenda floral al héroe cubano Jose Martí y una visita a centros de desarrollo científico.

La presidenta estuvo alrededor de hora y media recorriendo el memorial a Martí junto con el canciller cubano, Felipe Pérez Roque, informaron a Efe fuentes argentinas.

Posteriormente se dirigió al Centro de Ingeniería Genética, donde conoció algunos de los programas que desarrolla Cuba en ese terreno.

Fernández se entrevistará mañana con el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, y dictará una conferencia en la Universidad de La Habana, al igual que hizo el presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante su visita a La Habana hace diez días.

Además, tiene previsto encabezar un seminario empresarial con hombres de negocios de los dos países.

El foro, que tuvo una primera ronda la semana pasada, comenzó hoy con la asistencia de unos 80 empresarios argentinos de los sectores metalmecánico, construcción, alimentación, turismo y biotecnológico, entre otros.

"Cuba tiene un potencial enorme en el área marítima, especialmente en la zona del Atlántico Norte y el Caribe; tiene una estructura muy importante en astilleros; y nosotros, desde la Argentina, podemos contribuir fuertemente al desarrollo conjunto de ambas industrias navales", declaró a Efe el presidente de Servicios Portuarios Integrados (SPI) Astilleros, Horacio Tettamanti.

Agregó que durante la visita que realizó a Rusia el año pasado la presidenta argentina, se conformó una empresa mixta con contraparte rusa y, con ella establecieron "convenios importantes con astilleros cubanos".

Por su parte, el presidente de la consultora turística HVS Argentina, Arturo García Rosa, manifestó interés en las posibilidades del sector, en una isla cuyo futuro, según dijo, "es muy grande".

Sin respuesta aún a sus peticiones de entrevistas con Fernández, la médica cubana Hilda Molina y miembros de la disidencia descartaron hoy la posibilidad de que esas reuniones se produzcan durante esta visita.

Molina, de 67 años, declaró a Efe que no ha recibido ninguna respuesta a la carta que envió para pedir una conversación de "dos minutos" con la presidenta, y reconoció que no tiene esperanza de reunirse con ella, ni de que su caso se vaya a resolver, por lo "renuente" que se ha mostrado el Gobierno cubano.

"Tal vez esté actuando con prudencia y piense como política (...). No quiero pensar que no le interesa el tema. Son los primeros Gobiernos (el de ella y el de su esposo, Néstor Kirchner) que se ocupan de este caso", dijo la neuróloga, que desde 1994 espera la autorización de Cuba para reunirse con su familia en Argentina.