Público
Público

Fernández Mallo busca en los lugares de frontera "lo nuevo, lo interesante"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los desiertos, las frías estepas y la frontera que uno supone para sí mismo son algunas de las claves de la trilogía Proyecto Nocilla, del escritor español Agustín Fernández Mallo, quien considera que es precisamente en esos "lugares de frontera donde surge lo nuevo, lo interesante".

Fernández Mallo, quien ha presentado su obra en la actual Feria del Libro de Bucaramanga (Colombia), explicó en una entrevista con Efe que al sentarse a escribir Proyecto Nocilla nunca eligió los temas, sino que ya estaban dentro de él e iban surgiendo.

"Me interesan bastante los lugares de frontera, donde se encuentran dos elementos que no son iguales porque creo que ahí es donde se puede dar lo nuevo, lo interesante. Porque lo que ya está muy asentado nunca se da en las fronteras", aseguró.

Como ejemplo de ello, en el primer volumen de su trilogía, Nocilla Dream, la acción transcurre en un desierto, que resulta, según el escritor, "un lugar muy interesante porque es donde lo orgánico pasa a ser inorgánico, donde se dan la vida y la muerte".

Este poeta por principios, que llevó a que su libro "Postpoesía" fuera finalista del Premio Anagrama de Ensayo 2009, ha logrado con Proyecto Nocilla convertirse en uno de los nuevos talentos renovadores de la narrativa española tanto en fondo como en forma.

Y logró especialmente en los dos primeros tomos, en los que el español desarrolla lo que él denomina "docuficción", un modo de presentar la historia desde un punto de vista tremendamente objetivo, aunque el contenido no sea real.

"En Nocilla Dream y en Nocilla Experience he tratado de mezclar lo poético con lo periodístico, era algo que me interesaba realmente. Aunque Nocilla Lab (tercera entrega) es totalmente distinto, se trata más de literatura del yo", apuntó.

La intención del escritor con la "docuficción" es "narrar algo tan objetivamente" que se pueda hallar en ello "algo sustancial y en el fondo poético", dejar así "que la realidad hable por sí misma y no haya que embellecerla ni adjetivarla".

Proyecto Nocilla, cuyo nombre nace de una canción del grupo punk Siniestro Total llamada "Nocilla qué Merendilla", se nutre de personajes individualistas que "viven su soledad" y se preguntan sobre su mundo porque la soledad es un tema de pensamiento recurrente para el español.

"Porque hay algo en mí que me llama a hablar del individualismo porque yo soy muy individualista y creo en ello. Me interesan esos personajes, esa soledad y cómo van desarrollando su mundo", añadió.

Fernández Mallo, autor de poemarios como "Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractatus" y "Creta lateral Travelling", confesó tener un gusto por lo espontáneo, "no por lo simple, pero sí por lo sencillo".

"Cuando escribo y tengo que darle muchas vueltas al texto es que algo falla y entonces lo dejo. No me siento a escribir pensando que soy escritor, me siento a escribir siendo el mismo que hace diez minutos estaba viendo ¿Dónde estás corazón? (programa de información rosa), y todo eso se mezcla", dijo.

El escritor explicó que en sus obras "las llamadas alta y baja cultura" se vierten en el texto y se sitúan al mismo nivel.

"Puedo escuchar una pieza de Bach, o de Radiohead o de algo superpunki y yo no le doy más importancia a una cosa que otra, entonces en las novelas lo que hago es verter eso a un mismo nivel. Ahí ya está el oficio de ensamblarlo, porque no lo puedes verter de cualquier manera, pero me sale de un modo muy natural", agregó.

Y es que para el autor de Proyecto Nocilla, "hoy en día lo que más nos interesa no son los objetos en sí mismos sino las relaciones entre ellos, tanto así que antes se creaba desde el conocimiento, desde el encierro del creador, y ahora se crea desde la información que pasa por nosotros y la reciclamos".