Público
Público

Fernández-Ordóñez aboga por la fusión de un tercio de las cajas de ahorros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aboga por la rápida fusión de un tercio de las 45 cajas de ahorros que hay en España, en unas declaraciones que publica hoy el diario británico Financial Times.

"Creo que hay un mínimo de quince entidades que deberían fusionarse con otras", explica el gobernador, quien agrega: "Espero que para la próxima primavera se haya producido una reestructuración" en el sector.

Según Fernández Ordóñez, "actualmente hay muchas, muchas fusiones en discusión".

El rotativo indica que los bancos españoles que cotizan en bolsa, de los que algunos estuvieron involucrados en anteriores crisis financieras, han sobrevivido hasta ahora a la crisis global en mejor forma que muchos de sus rivales internacionales.

Y agrega que las cajas, que no cotizan, y muchas de las cuales están politizadas, vinculadas a gobiernos autonómicos y con una estructura de propiedad opaca, arrebataron cuotas de mercado a los bancos en el momento álgido del pasado "boom" inmobiliario y ahora cuentan con aproximadamente la mitad de las hipotecas morosas.

Financial Times destaca que los comentarios de Fernández Ordóñez constituyen la primera estimación oficial de cuántas cajas necesitan desaparecer para comenzar a devolverle la salud financiera al sector, aunque, indica, el número de cajas que se fusionasen podría subir hasta una veintena o bajar a doce dependiendo de la profundidad y duración de las dificultades de la economía española.

Fernández Ordoñez, explica el diario, quiere utilizar la nueva regulación española que establece un Fondo para la Reestructuración y Ordenación del Sector, dotado con 99.000 millones de euros, para lograr su objetivo de fusiones de cajas.

Dos de las esperadas fusiones, la de la rescatada Caja Castilla La Mancha con Cajastur y la de Unicaja con Cajasur, probablemente sean respaldadas por los más de 4.000 millones de euros acumulados en el Fondo de Garantía de las Cajas, pero ese dinero se terminará pronto, señala la publicación londinense.

A partir de ahora, añade el periódico, el Banco de España quiere que las cajas más potentes financien las eventuales adquisiciones con sus recursos propios, como se espera que ocurra en las fusiones entre cajas de Navarra, La Rioja, Aragón y Canarias, o que tomen para ello un crédito del citado Fondo para la Reestructuración y Ordenación del Sector, que deberán luego devolver.

Fernández Ordóñez explica al periódico británico que el objetivo es evitar en la medida de lo posible tener que recurrir al dinero de los contribuyentes a la vez que calificó de esencial una mayor racionalización y recorte de gastos mediante el cierre de sucursales.

El gobernador del Banco de España insiste en la necesidad de acometer reformas laborales y de una austeridad presupuestaria en España, donde se prevé que el déficit público supere el 10 por ciento del PIB en los próximos años.

"Un déficit de doble dígito es muy grande. No podemos permitírnoslo", afirma Fernández Ordóñez, que califica de crucial una reforma de la legislación laboral.

"Tenemos el mayor índice de desempleo de todo el mundo desarrollado debido a que nuestra legislación del mercado laboral es muy distinta", se queja el banquero español, quien defiende en la entrevista su derecho a criticar la política del Gobierno.