Público
Público

Ferrovial busca refinanciar la deuda de BAA que vence 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras haber completado en los últimos meses desinversiones por más de 3.000 millones de euros, Ferrovial continúa centrado en la gestión de su todavía elevado endeudamiento y ha iniciado ya conversaciones para refinanciar los 1.560 millones de euros de deuda subordinada de BAA que vencen en 2011.

"Estamos trabajando en distintas opciones para refinanciar la deuda de BAA que vence el año que viene", dijo Iñigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial, en la rueda de prensa posterior a la celebración de su junta general de accionistas.

A finales de marzo, Ferrovial tenía una deuda financiera neta de 23.157,9 millones de euros.

Después de cerrar las operaciones de venta de los activos inmobiliarios de APP Lynton y TubeLines, además del aeropuerto de Gatwick, la compañía espera cerrar en 2010 la venta del 10 por ciento de la autopista canadiense ETR, por la que espera recibir ofertas vinculantes en julio.

Hasta ahora, Meirás reconoció que ha recibido "varias" ofertas de empresas canadienses y de fuera del país norteamericano por un activo que analistas valoran entre 500 y 700 millones de euros.

Además, Ferrovial lucha por poder cerrar la venta de sus autopistas chilenas, acordada ya y cuyo cierre definitivo está sólo a la espera de concluir las conversaciones con las aseguradoras y el comprador tras el terremoto sufrido en Chile, que dañó las infraestructuras.

"Tenemos una previsión de que la operación (vender las autopistas chilenas) se hará, y creemos que dentro de este año. Creemos (que) se hará a finales del tercer trimestre de este año o en el cuarto trimestre", dijo Meirás.

También antes de finales de año la constructora española podría culminar la emisión de bonos que quiere realizar a través de BAA, aunque dependerá de las condiciones del mercado.

"Mantenemos nuestro objetivo de emitir bonos a través de BAA en los próximos meses (...) lo haremos cuando el mercado lo permita", señaló.

Ferrovial tiene previsto emitir hasta 1.000 millones de libras en bonos a través de BAA en 2010.

MENOR RECORTE EN INFRAESTRUCTURAS

Pese a su vocación internacional y su cada vez menor exposición al sector constructor, buena parte del negocio de Ferrovial sigue dependiendo de las obras, que en el primer trimestre de 2010 supusieron una tercera parte de las ventas y el 10 por ciento del resultado bruto de explotación ó Ebitda.

Por ello, en el discurso ante los accionistas, el presidente de la compañía, Rafael Del Pino, reclamó al Gobierno español que recorte menos de lo anunciado la inversión en infraestructuras, que el Ministerio de Fomento prevé reducir en 6.400 millones de euros entre 2010 y 2011.

"Los gobiernos europeos están reaccionando con la puesta en marcha de planes de ajuste (...), son medidas duras pero necesarias. En este marco es necesario mantener, o al menos recortar en menor medida de lo anunciado, la inversión en infraestructuras por su capacidad de crecimiento y de mantenimiento del empleo", afirmó el presidente del grupo constructor durante la junta general de accionistas.

De hecho, la crisis está dejando huella en este negocio de la compañía y Ferrovial prevé que esto siga siendo así en el corto plazo. En 2010, Meirás reconoció que prevén un descenso del 15 por ciento en la facturación de construcción nacional.

En el primer trimestre del año, Ferrovial obtuvo unas ventas de 487,6 millones de euros, un 21,9 por ciento menos que en el primer trimestre de 2009.