Público
Público

Ferrovial pone a la venta la joya escocesa de sus aeropuertos

La constructora busca comprador para Edimburgo y no para Glasgow

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No había forma de alargar el calendario impuesto por las autoridades británicas de Competencia, que en julio impusieron a Ferrovial vender el aeropuerto londinense de Stansted y uno escocés: el de Edimburgo o el de Glasgow. Ayer, la compañía de construcción y servicios española anunció que ya ha puesto el cartel de 'se vende' al de Edimburgo, contrariamente al esquema esbozado.

Aunque Ferrovial nunca ha dicho oficialmente que quería deshacerse de Glasgow, si finalmente Competencia le obligaba a reducir su posición en los aeropuertos escoceses, el mercado daba por hecho que sería ese aeródromo el que vendería. Pero la situación de los mercados le ha forzado a cambiar de planteamiento y busca ya comprador para el de Edimburgo, porque cree que será 'atractivo' para los interesados. Es el mayor aeropuerto de Escocia, con más de 9,2 millones de pasajeros (cuyo número ha aumentado un 6% en los últimos 12 meses). Mientras, Glasgow tiene 6,8 millones de pasajeros.

La empresa controlada por la familia Del Pino confía en cerrar la venta 'en verano de 2012', según comunicó ayer. Lo que la compañía no quiere es deshacerse del aeropuerto de Stansted. Ya tuvo que vender con cuantiosas pérdidas el de Gatwick hace dos años. Por esta razón, seguirá adelante con su recurso en los tribunales contra la decisión de la Comisión de Competencia británica.

Tras la venta de Edimburgo, Ferrovial mantendrá cinco aeropuertos en Reino Unido, entre ellos, la joya de la corona, el de Heathrow, en Londres.